La ampliación pasará de 1.5 kilómetros a 2.5 para recibir a aviones de hasta 186 pasajeros como los de VivaAerobus y Volaris.

2 No me gusta1

Para la ampliación del aeropuerto de Tamuín, en San Luis Potosí, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) requiere 1,389.9 millones de pesos.

La ampliación de la sede, con el menor tráfico de pasajeros de los 19 que están a cargo del Estado, pasará de 1.5 kilómetros a 2.5 para recibir a aviones de hasta 186 pasajeros como los de VivaAerobus y Volaris.

Según la solicitud de recursos presupuestales que hizo ASA a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), “los componentes principales del proyecto están conformados por el planteamiento de una nueva pista de 2,500 metros de longitud, dos calles de rodaje.

“Plataforma de aviación comercial para dos posiciones de aeronaves clave 4 C, plataforma de aviación general para ocho posiciones, así como un edificio de pasajeros, torre de control, estacionamiento, vialidades de acceso, granja de combustibles y edificios complementarios”.

Los trabajos iniciarían en el 2022 y concluirían en la primera semana del 2024. La nueva terminal forma parte del proyecto turístico de convertir a la Huasteca potosina en un ícono de naturaleza en México.

“Que permita a las comunidades participar en la economía de la región y proponer productos turísticos y proyectos estratégicos de inversión en infraestructura turística, como la generación de 2,000 cuartos hoteleros de categoría turística”.

De enero a julio pasados la terminal de Tamuín reportó 829 pasajeros nacionales atendidos, un 48.6% menos que igual periodo del 2020, sin lograr el 1% de los 1.5 millones de pasajeros nacionales atendidos en la red ASA.

Durante el 2020 el aeropuerto tuvo una mayor actividad porque durante el primer trimestre operó Aeromar una ruta desde la Ciudad de México. En el 2019 estuvo por encima las terminales de Tehuantepec y Nogales.

Uno de los funcionarios que está a cargo de la ampliación es el ingeniero Sergio Rubén Samaniego Huerta, quien fue uno de los dos que proyectaron el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

/Con información de El Economoista/