El plan se pagará con la venta de reservas de petróleo, redirigir fondos de paquete de alivio económico del 2020 y asegurar el cobro de impuestos.    

4 No me gusta0

El nuevo plan de infraestructura del presidente estadounidense Joe Biden está cerca de concretarse, después de que varios representantes del Partido Republicano llegaran a un acuerdo con los del Partido Demócrata sobre puntos clave, por lo que el plan de 1.2 billones de dólares se votaría pronto en el Senado.

Los funcionarios convinieron que el plan se pagará con la venta de reservas de petróleo, redirigir el dinero sin usar el beneficio del desempleo, redirigir fondos de paquete de alivio económico del 2020, por 80 mil millones de dólares (mdd), así como asegurar el cobro de impuestos.        

El presidente mencionó que “este acuerdo hace inversiones clave para poner a la gente a trabajar en todo el país, en ciudades, pueblos pequeños, comunidades rurales y en nuestras costas y llanuras”. Además, el plan crearía hasta medio millón de empleos.

 

En un comunicado, la Casa Blanca dio a conocer que el proyecto de ley no aumentará los impuestos a las personas que ganen menos de 400,000 dólares al año, tampoco incluirá un aumento de impuestos a la gasolina o una tasa sobre los vehículos eléctricos.

Y aunque el texto completo del proyecto de ley aún no se publica, incluye 550,000 mdd en nuevas inversiones federales en la infraestructura de Estados Unidos. Cabe recordar que la propuesta aceptada por los diputados está por debajo de la propuesta de 2,25 billones de dólares que Biden dio a conocer en marzo.

La medida, conocida como American Jobs Plan, incluía inversiones para carreteras, puentes y transporte público, pero generó críticas por considerar dinero para el cuidado de estadounidenses de edad avanzada y la capacitación de la fuerza laboral, que no son considerados temas de infraestructura.

Considerando que un 20%, o 280,000 kilómetros de las autopistas y carreteras principales del país están en malas condiciones, al igual que 45,000 puentes, las inversiones se centrarían en la mitigación del cambio climático, la resiliencia, equidad e seguridad para los usuarios, incluidos ciclistas y peatones.

 

¿Qué incluye la última versión del acuerdo?

-110,000 mdd para carreteras, puentes y grandes proyectos de infraestructura

-40,000 mdd para reparación, reemplazo y rehabilitación de puentes

-17,500 mdd para proyectos importantes, fuera de los programas de financiamiento tradicionales

-11,000 mdd para la seguridad del transporte

-1,000 mdd para reconectar comunidades,

-39,000 mdd para modernizar el transporte público y mejorar la accesibilidad para ancianos y discapacitados,

-66,000 mdd en ferrocarriles

-65,000 mdd para mejorar la infraestructura de banda ancha

-17,000 mdd en infraestructura portuaria

-25,000 mdd en aeropuertos

-7,500 mdd para autobuses y transbordadores de cero y bajas emisiones

-7,500 mdd para la construcción de una red nacional de cargadores de vehículos eléctricos enchufables

-73,000 mdd en la estructura de energía de la nación

-55,000 mdd para mejorar la infraestructura de agua,

-50,000 mdd para hacer que el sistema sea más resistente

-21,000 mdd para limpiar los sitios Superfund y Brownfield.