El mercado es Estados Unidos aportaría una derrama de 50 mil mdd a Quintana Roo, y el de Latinoamérica 79 mil mdd.

3 No me gusta0

Para especialistas, la falta de infraestructura turística inclusiva en Quintana Roo conlleva la pérdida de 129 mil millones de dólares (mdd) anuales, ya que las personas con alguna discapacidad deciden programar sus viajes a otros destinos turísticos ante la falta de espacios cómodos.

Claudia Lorena Peralta, directora del Instituto Iberoamericano de Turismo Inclusivo, señaló que el principal mercado es Estados Unidos, que aportaría una derrama económica de 50 mil mdd, también Latinoamérica, con 79 mil mdd.

El mercado es de 139 millones de viajeros con discapacidad y que están buscando viajes de placer pero que sean accesibles, desde el transporte y un centro de hospedaje que tenga las instalaciones y habitaciones adaptadas, algo que no siempre sucede.

Por ello, Lorena Peralta indicó que es necesaria la creación de productos inclusivos y una capacitación, que ayude a identificar qué es lo que las personas con discapacidad requieren, que abarque toda la cadena de valor, desde el hotel, agencias de viajes, aeropuertos y el gobierno.

También mencionó que en los últimos años Estados Unidos sería el principal emisor de este tipo de turismo, y de acuerdo con las estimaciones, unos 26 millones de viajeros con discapacidad realizan viajes, e incluso pagan hasta un 30% más por dichas facilidades.

La mayoría de personas con discapacidad viaja acompañada y de ahí la importancia de que los espacios estén en igualdad para todos, ya que esto los hace sentir cómodos y que tienen una estancia de placer, señaló la directora del instituto a Novedades Quintana Roo.

De acuerdo con este medio, en Quintana Roo únicamente un par de arenales en Playa del Carmen y Cancún están adaptadas para ser playas inclusivas, y recientemente una plaza comercial recibió un distintivo de accesibilidad por estar pensada en la inclusión, pero el resto de la infraestructura requiere adaptaciones.