Para algunas empresas, el proceso de construcción de las impresoras es más rápido, barato y sustentable que el método tradicional.

2 No me gusta0

Una nueva generación de startups propone revolucionar la construcción de viviendas con impresoras 3D industriales, que emplean máquinas que despiden delgadas capas de cemento, plástico o metal, y las depositan una encima de la otra, produciendo objetos tridimensionales de abajo hacia arriba.

Estas empresas afirman que el proceso de construcción de las impresoras es más rápido, barato y sustentable que los métodos tradicionales. Además, aseguran que esta tecnología ayudaría a combatir la escasez de viviendas, que hace subir los precios, genera hacinamientos y provoca desalojos.

Sin embargo, la construcción con este método está en una primera etapa y la mayoría de las startups del sector aún desarrollan nuevas tecnologías. Y tienen que aumentar la capacidad de producción y convencer a la gente y los reguladores de que estas viviendas son seguras, durables y lindas a la vista

Además, deben capacitar al personal que operará las máquinas e instalará las casas. Pero las empresas insisten en que esta tecnología ahorra grandes cantidades de madera, metal y otros materiales de construcción que muchas veces son descartados y llevados a vertederos.

 

 

Quizá el gran beneficio es que la construcción con impresoras 3D reduce la necesidad de obreros; según la  startup ICON, el sistema realizaría el trabajo de diez o 20 obreros en cinco o seis oficios, y a diferencia de los humanos, las máquinas pueden trabajar las 24 horas del día, ahorrando a las empresas tiempo y dinero.

“Con las impresoras 3D, podemos imprimir exactamente lo que necesitamos”, dijo Sam Ruben, cofundador de la firma y director de sustentabilidad de Mighty Buildings. El proceso puede eliminar casi todo desecho de la construcción y ahorrar de dos a tres toneladas de carbono por unidad.

 

 

En un taller de Mighty Buildings, en Oakland, California, una impresora 3D deposita delgadas capas de un material parecido a la piedra que se endurece rápidamente bajo rayos ultravioletas y resiste al agua y fuego. Los paneles que harán de paredes salen uno por uno y son rellenados con una espuma aislante.

Mighty Buildings genera un software que permita la construcción de casas al gusto del comprador. El objetivo a largo plazo es producir viviendas de varios pisos y complejos habitacionales, además, planea la construcción de 1,000 unidades de este tipo para el próximo año.

 

 

 /Con información de Infobae/