La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción señaló que los proyectos pueden atender el rezago en obras y generar un mayor desembolso.

2 No me gusta0

Los beneficios del segundo paquete de infraestructura anunciado por el gobierno federal y apoyado por la Iniciativa Privada (IP) se verán hasta el primer semestre del 2021, particularmente en la creación de empleos y en una mayor compra de productos.

Así lo consideró la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), además, señaló que ve positivo este nuevo paquete porque puede atender el rezago en obras que se tiene en el país y generar un mayor desembolso.

Cabe recordar que entre los nuevos proyectos está una planta de licuefacción de gas natural, en Ensenada, que incluye la construcción de un ducto para transportarlo, que generará cerca de 3,000 empleos directos y más de 10,000 indirectos durante su construcción.

Adicionalmente, la infraestructura de IEnova incluirá inversiones por 500 millones de pesos (mdp) en proyectos sociales prioritarios para atender temas de seguridad pública, deporte, rehabilitación de espacios de esparcimiento social y vialidades, indicó la firma en un comunicado. 

En voz de los analistas

Pese a que el anuncio de un segundo paquete de infraestructura alienta la recuperación económica de México, los 68 proyectos totales de ambos paquetes apenas representan el 2.3 % del Producto Interno Bruto (PIB), indicaron analistas.  

Adrián Garza, analista de infraestructura de Moodys, dijo que aunque el paquete es una buena señal, es necesario saber el tiempo en el cuál se concreten los proyectos, pues se diluye el impacto de la inversión como medida contracíclica.

También señaló que es evidente que se ponderaron las prioridades del gobierno, ya que estos proyectos no representan mayor deuda para el gobierno, además de que hay proyectos de energía que no beneficiarían en gran medida a la IP.

/Con información de Milenio y El Heraldo de México/