El Índice Mensual de Actividad Económica señaló que en la industria de la construcción local han existido ciclos en negativo que han tardado más que el actual. 

0 No me gusta1

El sector de la construcción de Costa Rica, cruza su segunda peor crisis en casi tres décadas. Un análisis histórico elaborado a partir de las cifras del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), de la construcción, desde que el Banco Central mantiene registros digitalizados, a partir de enero de 1992.

De acuerdo a las cifras del informe del Imae, en la industria de la construcción revelan que en el periodo han existido ciclos en negativo que han tardado más que el actual. Siendo el mayor periodo en números rojos que fue entre febrero de 2009 y agosto de 2011 cuando se acumularon 30 meses en negativo.

Asimismo, las autoridades del sector construcción costarricense señalan que el actual periodo de contracción suma 18 meses, pues contabilizan a partir de agosto 2019, cuando se dio el pico en el crecimiento, y a partir de allí se comenzó a descender. Según el presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción, Esteban Acón, solo en el periodo comprendido desde ese momento cumbre hasta antes de la pandemia se han perdido cerca de 23 mil empleos en el sector.

Por lo que según el Informe Económico de Construcción del primer trimestre de este año, para marzo se reportaron 80 mil 151 empleos formales en el sector, lo que representó un decrecimiento de -1,8%, comparando con respecto a marzo 2019.

Los representantes del sector le reclaman al gobierno mayor acción para reactivar la industria, en especial porque la mayor parte de las inversiones en el ramo provienen del sector privado.

“Todos los planos se presentaron antes del 30 septiembre  del 2019 y eso hizo un pico de presentación de planos y creímos que se iba a traducir en un pico en construcciones para 2020. Llegó enero, febrero y vino la pandemia, logramos que se diera continuidad a algunas construcciones, se dieron los protocolos para que alguna gente continuara y eso ayudó muchísimo, pero ahora con la crisis, todos los planos se paran antes de construir… eso es lo que está pasando, construcción que se termina ese personal automáticamente queda desempleado”, puntualizó Acón.