En su conferencia de todos los días, el Presidente pidió a los desarrolladores inmobiliarios que no arriesguen su dinero para obras inmobiliarias que afecten el medio ambiente.

1 No me gusta0

Durante su conferencia mañanera, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador señaló el día de hoy que se darán exenciones de impuestos para la construcción de diversos parques industriales que se asentarían en los alrededores del Corredor Interoceánico en el Istmo de Tehuantepec que se construye en parte del sureste.

Cuestionado sobre su reciente visita a esa zona en noviembre pasado en los 10 polos de desarrollo que se desarrollan en la zona, y sobre los eventuales apoyos fiscales con IVA, ISR o predial dijo que “se está avanzando, de los 10 parques industriales ya hay terrenos para ocho. En promedio cada parque industrial va a contar con una superficie de 380 hectáreas cada uno”.

Aseveró que esos desarrollos “ya se están escriturando y se está regularizando todo para que sea completamente legal que estos parques se utilicen para la instalación de empresas ensambladoras y de otro tipo (…) Y sí, ya hay demanda”.

Agregó que para esta gira, contó con el apoyo del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O: “Desde luego, (habrá) una reducción considerable del impuesto sobre la renta, igual que como lo estamos haciendo en el norte y en la frontera sur”.

Explicó que para esta zona, “incluso, son más los apoyos fiscales para las empresas que se instalen, también incluye IVA, predial y otro tipo de apoyos. Van a contar desde luego con gas y energía eléctrica”.

Dijo que el propósito es que en todo el Istmo de Tehuantepec se pueda construir una cortina de desarrollo “para que en estos parques se den muchos empleos y se pueda ofrecer trabajo a quienes se ven obligados a migrar, que podamos ahí darles ocupación, darles trabajo y que no tengan que irse por necesidad a Estados Unidos”.

Funcionarios impolutos

Celebró el hecho que haya una empresa de mexicanos y estadounidenses que adquirieron barcos muy grandes hechos en China, de casi 100 metros de largo “para subir vagones de ferrocarril que se suben en Coatzacoalcos —y que tienen capacidad para 135 vagones— y llegan a Alabama, a la costa este de Estados Unidos en tres días, y ahí bajan todos los vagones de ferrocarril para introducirse en Estados Unidos”.

Cuestionado sobre la construcción de un complejo habitacional en la zona de Conchas Chinas, en Puerto Vallarta, Jalisco y el reinicio de la construcción de la torre Carmelinas, que es una de las cuatro torres que se pretenden construir en ese lugar, sentenció:

“Que se entienda bien (…) ayuda mucho (…) la transparencia: nosotros no vamos a otorgar permisos para obras inmobiliarias que afecten el medio ambiente y que no sean aprobadas por los ciudadanos. No se va a permitir”.

Y agregó que en el tema de sobornos “nosotros no permitimos eso (…) es mejor que no arriesguen sus inversiones, su dinero, los de las empresas inmobiliarias queriendo construir donde no está permitido”.

Finalizó ensalzando la labor de la secretaria de Medio Ambiente, María Luisa Albores, quien dijo “es incorruptible” (sic), aunque cabe recordar que el periodista Julio Astillero, el 28 de julio de este año, arrancó muecas de enojo a la secretaria Albores Guillén, quien no ocultó su inconformidad, cuando Astillero sentenció, frente al Presidente, que ella había entregado al empresario Carlos López Medina “envueltas como regalo” 1,805 hectáreas para un proyecto de desarrollo inmobiliario en San Luis Potosí, el cual finalmente, se canceló.

Con información de Proceso y La Mañanera.