Obtuvo la posición 37 de 43 países evaluados, con un nivel de competitividad bajo en los sectores de salud, energía y conectividad.

2 No me gusta0

En un reciente conteo de competitividad internacional, México obtuvo la posición 37 de los 43 países evaluados, con un nivel de competitividad bajo en los sectores de salud, energía y conectividad; el país descendió dos posiciones en el conteo.

El país más competitivo fue Noruega, mientras que Nigeria se ubicó en la posición 43, el único dentro de la categoría de competitividad muy baja, según los resultados del Índice de Competitividad Internacional 2021 (ICI), que realizó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

De acuerdo con el índice, los diez países más competitivos son más productivos, atraen más inversión y son menos desiguales en sus ingresos, mientras los diez menos competitivos observan peor desempeño respecto al promedio en estos rubros.

El índice del IMCO está compuesto por 85 indicadores, categorizados en diez subíndices, en donde México retrocedió en cinco, mantuvo el mismo nivel en tres de ellos y mejoró en solo dos subíndices de competitividad.

Retrocesos:

-Medio ambiente, posición 36. Retrocedió un lugar debido a un menor porcentaje de electricidad producida por fuentes de energía no contaminantes, mayor vulnerabilidad climática y mayor uso de pesticidas.

-Sociedad, posición 38. Bajó dos lugares debido a un mayor desembolso en salud de las familias mexicanas, así como la caída en la cobertura de vacunación contra sarampión y DTP.

-Sistema Político, posición 35. Retrocedió dos lugares como consecuencia de un mal desempeño en el Índice de Estabilidad Política y ausencia de violencia.

-Relaciones internacionales, posición 40. Bajó 10 lugares a causa de la caída en Inversión Extranjera Directa Neta y peor desempeño en el índice de libertad comercial.

-Innovación, posición 30. Retrocedió un lugar debido a un menor coeficiente de invención y baja en las exportaciones de alta tecnología.

 Avances:

-Mercado de Factores, posición 20. Avanzó una posición gracias a mejoras en la flexibilidad de las leyes laborales.

-Economía, posición 27. Avanzó cuatro posiciones como consecuencia del aumento observado en las reservas internacionales y reducción de la deuda externa.

Falta por resolver:

-Salud. Falta mucho para tener un país con un sistema de salud similar al de las economías que ocupan las mejores posiciones como Dinamarca, Israel y Suecia. Los mexicanos cubren por cuenta propia un 42% del gasto en salud mientras que en el país escandinavo representa un 14 por ciento.

- Energía limpia. Aunque México se comprometió en el Acuerdo de París a generar un 35% de la energía a partir de fuentes limpias para el 2024; en el 2019 el porcentaje ascendió a 21%. En este rubro, México está un poco por arriba de Nigeria (18.8%), el país menos competitivo del ICI.

-Conectividad. México es uno de los países con menos líneas móviles (posición 40 de 43) y de menor penetración del sistema financiero (posición 41 de 43).

En este sentido, el IMCO señaló que México necesita crear condiciones para alcanzar una mayor productividad y generar bienestar para sus habitantes, “esto solo se logrará si resulta consistentemente atractivo para el talento y la inversión”.

Por lo que propone algunas acciones para mejorar en el subíndice de derecho: Concentrar esfuerzos en capacitación y profesionalización policíaca, fortalecer los conocimientos científicos y análisis de evidencia criminal a través del aprovechamiento de las tecnologías de la información.

En el de economía: Dar mayores facilidades a emprendedores, principalmente Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), concentradas en la creación de nuevas tecnologías en sectores con alto potencial de crecimiento.

En el de precursores: Reforzar la infraestructura de la Red Nacional de Transmisión y mejorar la conectividad de la Península de Yucatán con el resto del país. Y en relaciones internacionales: Permitir el cabotaje marítimo en el Golfo de México y negociar una excepción a la Jones Act, entre otros aspectos.