El rol de la mujer en los distintos ámbitos resulta de suma relevancia en el desarrollo económico a nivel nacional.

1 No me gusta0

Según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) la brecha laboral en México es de hasta 20%, convirtiéndose en uno de los porcentajes más altos de los países miembros.

Por otro lado, de acuerdo con datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a propósito del Día Internacional de la Mujer, la participación económica de las mujeres creció 15.7% en la última década, al pasar de 33.3 por ciento en 2010, a 49.1 en 2020.

En este mismo sentido, destacó que un tercio de los establecimientos que conforman el grupo de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) son propiedad de mujeres.

Un estudio de mercado realizado por la Agencia de Comunicación Emaly, existen aproximadamente 1 millón 200 mil MiPymes en México, de las que alrededor de 340 mil están en manos de mujeres y 64% son dueñas de sus propios emprendimientos.

El documento explica: “Si bien hay un cambio positivo en este sentido, resulta relevante seguir construyendo una cultura laboral basada en la equidad de género y con amplios valores de inclusión, de manera que cada vez más mujeres puedan desarrollarse en entornos de trabajo saludables”.

Por otro lado, es importante destacar que, actualmente, indica la OCDE, las mujeres continúan diversificando su tiempo en diferentes ocupaciones a nivel personal y laboral; lo anterior, agudizándose tras la pandemia del nuevo Coronavirus, donde las dinámicas educativas, laborales y de negocio han cambiado.