En los últimos 15 años, el Producto Interno Bruto queretano creció a un ritmo anual de 4.5%: casi al doble de la economía en su conjunto durante el mismo periodo.

1 No me gusta0

En los últimos 15 años, el Producto Interno Bruto queretano creció a un ritmo anual de 4.5%: casi al doble de la economía en su conjunto durante el mismo periodo.

A pesar de la fuerte desaceleración económica nacional y la incertidumbre que genera la política comercial (aranceles) de los Estados Unidos, el estado de Querétaro sostiene expectativa de crecimiento muy por encima del promedio de la economía en su conjunto.

La estrategia de atracción de inversiones por parte de la administración de la entidad, encabezada por Francisco Domínguez Servién, sigue dando resultados positivos.
Por ello no debe sorprender que en los últimos 15 años (entre 2004 y 2018), el Producto Interno Bruto (PIB) creció a un ritmo anual de 4.5%, casi al doble de la economía en su conjunto en el mismo periodo, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Si bien la actividad económica no se puede ver ajena a la debilidad nacional, el estado continúa haciendo su trabajo, con las estrategias de atracción de proyectos de inversión y de generación de empleos, garantizando confianza a los inversionistas, lo que se sigue reflejando en su ritmo de crecimiento y expectativas futuras.

Además de la llegada de nuevas inversiones nacionales e internacionales, la fortaleza de su consumo interno y la exportación generan un ambiente propicio para continuar con un ritmo de crecimiento por encima de la economía en su conjunto. Para 2019, luego de la desaceleración que se observó en 2018, el gobierno de la entidad prevé que el crecimiento económico de Querétaro para 2019 sea de entre 4.0 y 4.5 por ciento.