El incremento de la aversión al riesgo sobre México por parte de los extranjeros  y la expectativa de recorte en la calificación crediticia del soberano, entre otros factores, han propiciado la salida histórica de capitales financieros del país para ubicarse en su nivel más bajo desde 2013.

4 No me gusta1

La salida de capitales extranjeros de valores gubernamentales mexicanos ha sido una constante en los años recientes, al grado de haberse ido poco más de una cuarta parte desde su máximo histórico del 2019 y que equivalen a más de 600 mil millones de pesos (mdp).  

Al último dato disponible (cierre de agosto) las salidas de capitales alcanzaron ya 26.96% de lo que extranjeros tenían invertido en México en valores gubernamentales, antes de la pandemia. Respecto al máximo histórico del 8 de febrero de 2019, han salido 613 mil 160 mdp.

De acuerdo con un análisis de Banco Base, “de seguir la tendencia sería considerado una fuga de capitales”. Asimismo, indicaron que “los inversionistas extranjeros se han alejado de los valores gubernamentales de México por: alta inflación, expectativas de que la tasa seguirá subiendo, expectativa de recortes en la calificación y aversión al riesgo sobre México”.

A lo anterior se le puede agregar el reacomodo de portafolios internacionales y los ajustes que se dieron desde el inicio de la crisis sanitaria por el Covid-19.

Por su parte, un análisis de Intercam señaló que “agosto fue el noveno mes consecutivo de ventas netas de valores gubernamentales por parte de extranjeros en el mercado de deuda local. La salida en el mes fue por un monto de 34 mil 772 millones de pesos (-2.06% mensual). Las salidas se desaceleraron con respecto al mes pasado, pero persisten. Con ello, el valor total de activos de deuda mexicana en manos de extranjeros cayó a 1.65 billones de pesos y se colocó en su nivel más bajo desde febrero de 2013”.

Agregaron que el saldo neto en los primeros ocho meses de 2021 es negativo por un total de 236 mil 531 millones de pesos, por lo que la  tenencia de extranjeros se encuentra 12.51% por debajo de los niveles vistos al cierre de 2020.

Destacaron que “la salida de capitales es la más relevante entre los mercados latinoamericanos, donde países como Colombia, Brasil y Chile registran entradas en lo que va del año, ello pese a que la deuda mexicana es la que mejores rendimientos ha mostrado en el periodo”.

Solamente los Udibonos reportan flujos positivos para el año en curso (20 mil 598 mdp; 50.56%), pero el resto de instrumentos registra salidas (Cetes -35 mil 867 millones o -24.50%; Bondes D -7 mil 152 msp o -14.5%; Bonos – 214 mil 109 mdp o -12.94%).

“Durante el mes (agosto), la tenencia total de títulos de deuda por parte de extranjeros siguió cayendo por debajo de los niveles mínimos registrados el año pasado, cuando los mercados emergentes sufrieron salidas de capitales importantes en medio de la pandemia”.

La venta simultánea de instrumentos de corto y largo plazo mantiene los portafolios de extranjeros con una estructura similar a años pasados. Sin embargo, se observó una tendencia inversa donde los  Cetes cayeron a su nivel más bajo desde 2010, mientras que la de Udibonos creció a su mayor nivel desde 2017.

La cartera de extranjeros se encuentra en su mayoría conformada por Bonos (87.06%), seguidos de Cetes (6.68%) y en menor medida en Bondes (2.55%) y Udibonos (3.71%).

De acuerdo con el análisis de Intercam, “pese a la recuperación económica del año en México y el mundo, este año ha continuado la tendencia negativa de salida de capitales extranjeros en el mercado de deuda soberana, a pesar de que México goza de estabilidad política, la deuda gubernamental aun cuenta con grado de inversión y que la política fiscal es sumamente conservadora. Es posible que las salidas de capitales sean espejo, en alguna medida, del superávit registrado en la cuenta corriente desde la pandemia, pues a pesar de las salidas, el tipo de cambio y las tasas de interés de los instrumentos se mantienen casi inalterados por el fenómeno”.