Este jueves 03 de enero de 2019, las acciones de Apple cayeron hasta un 9,4 % en las operaciones de apertura de Wall Street, después de que la compañía recortara su previsión de ingresos para el primer trimestre del año fiscal 2019, ante la desaceleración de las ventas del iPhone en China.

Esta es la primera vez desde que llegó el iPhone, que la opinión del consenso de Wall Street es que los inversores eviten comprar acciones de Apple, lo cual significó su mayor descenso en una sesión desde enero de 2013.

En los niveles actuales, las acciones cotizan su nivel más bajo desde julio de 2017 y bajaron casi 40 por ciento desde un golpe récord en octubre.

De acuerdo con datos de Bloomberg, los expertos ya habían moderado sus opiniones sobre la compañía tecnológica con anterioridad. Pero este jueves, la opinión se turnó poco optimista con respecto a Apple y se recortó su perspectiva de ingresos por primera vez en casi dos décadas.

Las bajas en la calificación de la firma significan que solo 23 firmas analistas actualmente tienen una calificación positiva de compra sobre las acciones de la compañía de Tim Cook, que representa el 48 por ciento de las calificaciones, el porcentaje más bajo desde 2004, y una baja de 36 analistas al inicio de 2018.

 

 {socialbuttons}