|  

La propuesta arquitectónica de LBR&A ha buscado desde siempre privilegiar la sustentabilidad.

3 No me gusta0

Durante el panel ‘Arquitectura de Altura’, realizado en el marco de The Real Estate Show de la Asociación de Desarrolladores inmobiliarios (ADI), el arquitecto Benjamín Romano –fundador y director del despacho LBR&A– comentó que la arquitectura vertical crea mayor eficiencia en las ciudades, ya que los consumos de energía y agua son menores.

El aprovechamiento del espacio vertical en la arquitectura facilita una mejor calidad de vida para las personas, hay una mejor conexión con el espacio público y una densidad de construcción más inteligente”, explicó.

 

Actualmente, LBR&A ha realizado proyectos con reconocimiento internacional como Torre Reforma, de 246 m de altura, que fue el primer rascacielos del país en obtener la certificación LEED Platino.

 

Según el arquitecto, su despacho tiene clara la responsabilidad de ayudar a sus clientes a cumplir con sus objetivos en la materia mediante el uso eficiente de los recursos y la reducción de las emisiones de carbono.

En el contexto actual y a raíz de la pandemia de Covid-19, refirió que una de las lecciones aprendidas está enfocada a la importancia de seguir apostando por espacios abiertos y ventilados. “Esto ha generado interés por parte de las empresas, en particular las compañías transnacionales que buscan instalaciones de este tipo para sus oficinas”, afirmó.

 


Torre Reforma.

 

Las grandes empresas e instituciones financieras optan por espacios que les permiten cumplir con sus metas en materia ambiental.

 

Benjamín Romano afirmó que el sello de LBR&A es crear propuestas que resuelvan retos estructurales, funcionales y ambientales, en un marco de racionalidad financiera. Actualmente, uno de sus proyectos es el nuevo Aeropuerto de Puerto Vallarta, considerado el primer aeropuerto NetZero de México y Latinoamérica.