|  

Un ojo mirando al futuro

18 No me gusta0

Diseñado por el estudio local Killa Design, el Museo del Futuro ha abierto, de manera oficial, sus puertas al público de Dubái, siendo de fácil acceso al estar construido junto a la línea de tren elevado de la ciudad.

Edificado bajo la filosofía de convertirse en un ícono arquitectónico y cultural, aunado a su singular forma de anillo alargado con un vacío en el centro, lo ha llevado a ser considerado por Mohammed bin Rashid Al Maktoum, gobernante de Dubái y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos, como “el edificio más hermoso jamás construido”.

 

Killa Design realizó el diseño para Dubai Futur Foundation. El resultado: un edificio de siete pisos que alberga una combinación de exhibiciones dedicadas al futuro, así como talleres para probar y desarrollar tecnología emergente.

 


Un hito arquitectónico y cultural en los EAU.

Mohammed Al Gergawi, presidente de la Fundación, indicó: “El Museo del Futuro es un ‘museo viviente’, en constante adaptación y metamorfosis a medida que su propio entorno impulsa cambios continuos e iterativos en sus exhibiciones y atracciones”.

En su interior, hay una sala de usos múltiples con capacidad para mil personas, una sala de conferencias con más de 300 asientos y numerosos espacios de laboratorio.

 

Cinco pisos albergan exhibiciones dedicadas a la exploración espacial, además de una recreación digital de la selva amazónica y prototipos de productos futuros.

 

El edificio de 7 pisos de altura está sostenido por una estructura de acero, desarrollada de la mano del estudio de ingeniería Buro Happold, que fue “crecida digitalmente”. Es decir, la estructura no tiene columnas internas.

Sobre su fachada, es completamente de acero inoxidable con ventanas en forma de citas escritas en caligrafía árabe. Las tres frases escritas, dicen:

  • Puede que no vivamos durante cientos de años, pero los productos de nuestra creatividad pueden dejar un legado mucho después de que nos hayamos ido-
  • El futuro es de quien puede imaginarlo, diseñarlo y ejecutarlo. No es algo que esperas, sino que creas.
  • La innovación no es un lujo intelectual. Es el secreto de la evolución y rejuvenecimiento de las naciones y los pueblos.