Su talento les abrió el camino en una disciplina que estaba dominada por varones; con sus edificaciones consiguieron cambiar la visión del mundo arquitectónico.

La angloiraquí Zaha Hadid y la japonesa Kazuyo Sejima cuentan actualmente con reconocimiento internacional, incluso forman parte de la reducida lista de ganadores del Premio Pritzker, coloquialmente conocido como el Nobel de la Arquitectura.

'La Diva' de la arquitectura, que está por cumplir tres años de fallecida, cuyos diseños arquitectónicos se caracterizaron por tener una identidad llena de expresiones con estructuras de curvas gráciles, fue la primera mujer que ganó el Pritzker, abriendo el camino para que seis años después su colega japonesa se sumara a la prestigiosa lista.

Kazuyo Sejima estudió en la Universidad Femenina de Tokio y trabajó con Toyo Ito antes de formar si despacho propio. En 1995, fundó SANAA con quien fuera su empleado, Ryue Nishizawa. En 2010 su firma recibió el Pritzker, convirtiéndose en la segunda mujer en obtener el galardón.

Zaha Hadid

Rith Sleuk en Phnom Penh/Camboya

Hotel Morpheus/Macao

Kazuyo Sejima

Museo Sumida Hokusai/Tokio

Rolex Learning Center/Ecublens, Suiza