Debido a sus trabajos en campos como la arquitectura y el diseño, estas mujeres se han ganado el reconocimiento de la industria mexicana.

Es bien sabido que en el ámbito internacional, han sido diversas las mujeres que se han ganado un lugar en las cúpulas más altas de la arquitectura; sin embargo, en México existen personas que han comenzado a construir su trayectoria con extensos trabajos en el diseño, la arquitectura o el interiorismo. Por ello, te presentamos un homenaje a algunas arquitectas mexicanas destacadas que tienen una gran proyección para colocarse en el futuro; resaltando, en cada una, su profesión creativa.

1. Tatiana Bilbao. Es originaria de la Ciudad de México y egresada de la Universidad Iberoamericana. Ha sido acreedora de más de 15 premios y reconocimientos nacionales e internacionales que avalan su trabajo. El más reciente de sus proyectos fueron tres edificaciones en Lyon, Francia que forman parte de La Confluence, de Herzog & de Meuron.

2. Frida Escobedo. Estudió arquitectura y urbanismo en la Universiad Iberoamericana, con maestría en arte, diseño y dominio público en la Graduate School of Design de Harvard. Es la segunda mujer, y la más joven, en participar en el Serpentine Pavillion en Londres. Es la cabeza principal de su taller, y es su estilo práctico lo que la ha llevado a ganar más de un par de concursos de arquitectura a nivel internacional.

3. Ingrid Moye. Fundó Zeller & Moye, en compañía de Christoph Zeller, un estudio de arquitectura que opera con un enfoque interdisciplinario y global con sedes en Berlín y Ciudad de México. Su proyecto más reciente es una instalación pública y permanente que se encuentra en el Royal Fort Garden de Bristol, Inglaterra.

4. Regina Galvanduque. Es una apasionada arquitecta y diseñadora de interiores que fusiona disciplinas como arquitectura, interiorismo, escultura, estilismo y fotografía para diseñar bajo su firma GLVDK, que se encuentra en Nueva York.

5. Ilse Cárdenas y Regina Hoyos. Son las cofundadoras de una la oficina de arquitectura Palma. Ambas son exalumnas de la Facultad de Arquitectura de la UNAM y su principal objetivo es lograr una arquitectura de atmósferas con identidad única que conmueva y permanezca.