La comunidad de Madrid ha acordado declarar al Edificio Capitol como Bien de Interés Cultural (BIC), en categoría de monumento. Este edificio se ha convertido en uno de los más importantes y representativos en Madrid durante el siglo XX, y de esta forma se continúa resguardando y difundiendo los proyectos más representativos de arquitectura moderna española del siglo XX.

El edificio de 63metros, consta de 14 plantas y ocupa una superficie en planta de 1,363 metros cuadrados. Además, en el momento de su inauguración albergó un programa multifuncional complejo y moderno adelantado a su tiempo, con viviendas, oficinas, espacios para el ocio y el espectáculo.

Las obras de construcción comenzaron el 21 de abril de 1931, para inaugurarse el 15 de octubre de 1933. El proyecto de Luis Martínez Feduchi y Vicente Eced y Eced, el Capitol fue premiado con la Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1934. Un año después, obtuvo el Premio Ayuntamiento de Madrid por el diseño de su mobiliario, realizado expresamente por Feduchi.

Según explicó la Consejería de Cultura, este inmueble “es posiblemente el máximo ejemplo a nivel nacional de la faceta expresionista del racionalismo arquitectónico”. Asimismo, se considera como una de las construcciones “más importantes y significativas” que se incorporan al skyline de la capital durante todo el siglo XX.