|  

El internet ha traído varios beneficios paras las empresas y contribuyó indiscutiblemente a la adopción de los nuevos modelos de trabajo.

2 No me gusta0

La pandemia contribuyó al cambio en los modelos de trabajo, en México, Latinoamérica y el mundo, pero esto no hubiese sido posible sin internet, que también ha traído beneficios paras las empresas. 

Para especialistas, el internet no solo apoyó la globalización de los servicios de las compañías, también permite reclutar al mejor talento humano en el mundo sin importar las fronteras físicas.

Lo que a su vez beneficia “sus compromisos en materia de diversidad, inclusión y cultura de trabajo flexible”, señaló Turing, empresa que ayuda a gestionar desarrolladores de software, en un comunicado.

 

Al cierre del 2021, el uso de Internet incrementó 6.4% en comparación con el año anterior, según un informe de The CIU y la Asociación de Internet MX con datos del Inegi.

 

Otro cambio en la forma de trabajar es que aunque la remuneración aún es una de las principales prioridades para la mayoría de los empleados, ahora solo uno de cada cinco la considera el factor número uno.

De acuerdo con una investigación de Bain & Company publicada a principio de 2022, un trabajo interesante y la flexibilidad son ahora algunas de las prioridades más importantes para los empleados.

Y ejemplificó que creó la primera y única ‘Nube de Talento Inteligente’, que se encarga de emplear remotamente a desarrolladores e ingenieros de software de todo el mundo en grandes empresas basadas en Estados Unidos.

 

 

“Con esta solución, las empresas ahorran más de 50 horas de tiempo de entrevistas y pueden contratar en tres o cinco días a desarrolladores de nivel de Silicon Valley”.

En México, el uso de internet incrementó un 6.4% al cierre del 2021, en donde cerca de 89.5 millones de personas se conectaron desde teléfonos inteligentes, computadoras, tablets, televisores inteligentes o consolas de videojuegos.

Lo interesante es que el aumento se debió a la recuperación del poder adquisitivo, una reconfiguración del gasto en el hogar y por las nuevas necesidades digitales que ocasionó la pandemia del covid-19.