En un día de trabajo normal, las Torres Gemelas en su conjunto, albergaban hasta 50,000 personas, mientras 200,000 lo visitaban por negocios. Era tan grande el complejo doble, que tenía su propio código postal. 

1 No me gusta0

El ataque a las Torres Gemelas de Nueva York cumplió 20 años. El evento, conocido como el 11S, continúa como uno de los actos de violencia más fuertes de las últimas dos décadas.

En su momento, las dos torres que comprendían el World Trade Center, eran los edificios más altos del mundo. Fue el 23 de diciembre de 1970 cuando se abrió la torre norte WTC 1, mientras la aprtura del WTC 2 fue el 19 de julio de 1971.

En un día de trabajo normal, las Torres Gemelas en su conjunto, albergaban hasta 50,000 personas, mientras 200,000 lo visitaban al día. Era tan grande el complejo doble, que tenía su propio código postal.

A continuación, presentamos 10 datos relevantes sobre el hecho.

1.- Personas que perdieron la vida. Oficialmente, perdieron la vida 2,996 personas. En ambas torres, fueron 2,763; en uno de los aviones que cayó en el Pentagono, 189; y en el avión que cayó en Shanskville, Pensilvania, 44 más.

El atentado fue tambén el que presentó la mayor pérdida de personal de rescate en un evento en la historia del Estados Unidos. Solo en Nueva York, 343 de las víctimas fueron bomberos.

Además, en los ataques y durante los meses de limpieza y reconstrucción unas 400.000 personas fueron expuestas a toxinas, lesiones y daños emocionales que provocaron enfermedades crónicas e incluso la muerte a miles de ellas, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

2.- Costo del atentado. Se estima que la Ciudad de Nueva York tuvo pérdidas económicas tan solo a un mes posterior a los ataques, que ascendieron a 105,000 millones de dólares. Los costos estimados de la limpieza fueron de 600 millones de dólares. El monto pagado en seguros a nivel mundial por el impacto del 11-S sumaron más de 40,200 millones de dólares.

3.- ¿Cuántos aviones intervieron en el atentado conjunto? Fueron cuatro los aviones que fueron secuestrados por 19 terroristas en su conjunto, que eran pertenecientes al grupo islámico Al Qaeda. Los aviones impactaron en Nueva York (dos), Virginia, cerca de Washington D. C. y Pennsylvania.

3.- Pérdida de tiempo. Según consta una grabación que dio a conocer la BBC, a las 08:20 horas locales, la auxiliar a bordo del vuelo AA11, Beety Ong, alertó sobre el secuestro de uno de los aviones. Sin embargo, la persona que atendió la llamada, perdió más de un minuto valioso al preguntarle varias veces… el número del asiento donde se encontraba. El avión fue el primero en ser secuestrado a las 08:14. Según analistas, este tiempo perdido podría haber salvado la vida de miles de personas, al intervenir el avión de manera directa y evitar el impacto a una de las torres.

4.- ¿Quiénes atacaron a EU? Según datos de la Comisión Nacional sobre los Ataques Terroristas, el vuelo 11 de American Airlines fue secuestrado por Mohamed Atta, quien asumió de piloto, así como los saudíes Abdulaziz al-Omari, Wail al Shehri, Waleed al Shehri y Satam al Suqami.

El vuelo 175 de United fue tomado por Fayez Banihammad y Marwan al Shehhi, quien fue el piloto, ambos provenientes de los Emiratos Árabes Unidos; además, los saudíes Ahmed al Ghamdi, Hamza al Ghamdi y Mohand al Shehri.

En el vuelo 77 de American Airlines, interviniero los saudíes Hani Hanjour (piloto), Nawaf al Hazmi, Salem al Hazmi, Khalid al Mihdhar y Majed Moqed. El vuelo 93 de United Airlines fue tomado por el libanés Ziad Jarrah (piloto) y los saudíes Saeed al Ghamdi, Ahmad al Haznawi y Ahmed al Nami.

5.- ¿Intervino Arabia Saudita? Tras años de presión a los gobiernos demócratas y republicanos, recientemente se le envió una carta al Presidente Joe Biden en la que le pedían no asistir a las conmemoraciones de este año si antes no daba luz verde para desclasificar toda la información sobre los ataques. Fue el 3 de septiembre cuando el presidente Biden firmó una orden ejecutiva que autoriza el procedimiento.

Según un cable de France Press, parece que en el 90% de la evidencia,  se vuelve a mencionar a Arabia Saudita. Dos de los secuestradores suicidas, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Mihdhar, habrían recibido de un ciudadano saudita, Omar al-Bayoumi, instrucciones para el ataque.  

Diversas nvestigaciones, incluidos reportes de la Comisión del 11 de septiembre que encargó el expresidente George Bush, muestran que entre los contactos de Al-Bayoumi se encontraba Fahad al-Thumairy, en ese momento un diplomático acreditado en el consulado saudita en Los Ángeles que en ese momento encabezaba una facción extremista.

6.- El inicio de un nuevo tipo de guerra. La respuesta de Estados Unidos tras el ataque, derivó en un nuevo tipo de guerra, una en la que el enemigo ya no es un Estado-nación.

"Nuestra guerra contra el terror comienza con Al Qaeda, pero no finaliza allí. No terminará hasta que cada grupo terrorista de alcance global haya sido encontrado, detenido y derrotado", dijo el 20 de septiembre de 2001 el presidente George W. Bush en un discurso ante el Congreso estadounidense.

Días después, un armado de fuerzas, que contó con el apoyo del Reino Unido, inició el bombardeo de objetivos de Al Qaeda y del régimen Talibán, que en ese momento se refugiaba en Afganistán.

7.- ¿Cómo cambió la estrategia de seguridad de Estados Unidos? De inicio, el atentato sirvió para la creación del Departamento de Seguridad Nacional. La super dependencia fusionó 22 agencias gubernamentales, como el Servicio de Aduanas, el Servicio de Inmigración y Naturalización, la Guardia Costera de Estados Unidos y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

A través de la Iniciativa de Seguridad de Contenedores, más del 80% de la carga marítima en contenedores importada se preselecciona antes de ingresar a Estados Unidos.

En 2002 se introduce el Sistema de Asesoría de Seguridad Nacional. En 2011 — El Sistema Nacional de Asesoramiento sobre Terrorismo (NTAS) reemplaza el Sistema de Asesoramiento de Seguridad Nacional (HSAS).

8.- Cambios arquitectónicos. Los rascacielos de Estados Unidos cambiaron muchas cosas tambien. El edificio más alto de los Estados Unidos tiene ahora barreras de cemento, detectores de metales y una sofisticada red de cámaras que permite observar todo lo que sucede dentro y fuera de la torre.

Actualmente, la adaptación de los ascensores permiten ser usados en evacuaciones, pero en términos generales Estados Unidos está por detrás de otros países desarrollados en este terreno. La Comisión de Códigos Internacionales recomendó 40 cambios en los códigos de construcción tras los ataques del 9/11, incluida la construcción de escaleras más anchas.

9.- La economía, más vulnerable. La crisis económica mundial posterior a los ataques del 11 de septiembre mostró la interrelación de la economía con la infraestructura y todos los sectores de la economíaa.

Según el experto en economía, Jordi Cuers, el ataque sirvió como un “catalizador”. “La situación económica mundial estaba convulsionada pero el terrorismo desató olas de miedo, especialmente en las bolsas. Eso generó grietas que finalmente derivaron en la hecatombe económica del 2008”.

El académico agreó que a partir del ese ataque, la nueva sensación de la humanidad fue vivir un estadio de “invulnerabilidad al ser atacados en su propio suelo, queda la sensación de que se es frágil y que en cualquier oportunidad algo similar puede volverse a presentar”.

10.- El atentado inició la guerra más larga de EU contra un país. El asesor de Inteligencia del expresidente George Bush, Michael Morell, la postura del expresidente fue: “A la mierda la diplomacia. Vamos a la guerra”.

Las acciones de Bush tras los atentados derivaron en la guerra en Afganistán y luego en Irak, como parte de la llamada “guerra contra el terrorismo”. El conflicto con Afganistán terminó siendo el más largo en el que Estados Unidos haya participado y al cual puso fin el pasado 31 de agosto con la retirada definitiva de sus tropas. Sin embargo, tras 20 años de insurgencia, el Talibán recuperó el control total del país, desatando una nueva crisis humanitaria.

Con información de la BBC, El Heraldo de México, AS de España, France Press, CNN y El Tiempo.

Gráficos: BBC.