El informe, que circuló desde el gobierno de Trump, pide que se investigue a 9 funcionarios de salud de China para esclarecer los hechos.

0 No me gusta0

Un análisis realizado en mayo de 2020 por el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, en California, Estados Unidos y que fue mencionado por el Departamento de Estado cuando realizó una investigación sobre los orígenes de la pandemia durante los últimos meses de la administración Trump, argumenta que la pandemia sí inició en un laboratorio en China.

El estudio de Lawrence Livermore se basó en un análisis genómico del virus COVID-19, destacó el Wall Street Journal.

Hace apenas unas semanas, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dio a conocer que había ordenado a su equipo hacer una investigación para encontrar respuestas sobre el origen del virus. 

“La hipótesis de una fuga de virus de un laboratorio chino en Wuhan es plausible y merece una mayor investigación” destaca el análisis citando a personas familiarizadas con documentación clasificada.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos además están considerando dos escenarios probables: que el virus sea verdaderamente el resultado de un accidente de laboratorio o que surgió del contacto humano con un animal infectado, pero todavía “no se ha llegado a una conclusión”, informó Biden.

El análisis clasificado que circuló durante la administración del ex presidente Donald Trump dio a conocer que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China, “se enfermaron tanto en noviembre de 2019 que buscaron atención hospitalaria”, destacaron fuentes del gobierno.  

En repetidas ocasiones, los funcionarios estadounidenses han acusado a China de no ser transparente sobre los orígenes del virus, acusación que Pekín negado repetidamente.

Mike Ryan, funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que no se puede obligar a China a divulgar más datos sobre los orígenes de COVID-19, pero que propondrá más estudios para comprender el "siguiente nivel" de los contagios.

En junio, Anthony Fauci, ex titular de salud con Trump, pidió a China que divulgue los registros médicos de nueve personas cuyos síntomas podrían proporcionar pistas más fidedignas.

Con información de Reuters.