El aforo permitido en los eventos será del 25%; iniciará la vacunación a los mayores de 50 años de edad en Ecatepec y Nezahualcóyotl.

1 No me gusta0

El gobierno del Estado de México (Edomex) anunció que la entidad estará en el color amarillo del Semáforo epidemiológico por Covid-19 dos semanas más, así mismo, que los eventos deportivos con público volverán con un aforo del 25 por ciento.

De esta forma, los negocios que ya retomaron actividades funcionarán con los mismos aforos y horarios. Por ejemplo, las tiendas departamentales, plazas y centros comerciales abrirán todos los días de la semana hasta las 21:00 horas, con un aforo del 50 por ciento.

Los restaurantes también abrirán todos los días con un aforo del 50%, en un horario de operación hasta las 12:00 horas. Y las iglesias seguirán con un aforo del 50%, después de que en febrero solo se permitieran 20 feligreses en los templos.

En un video difundido en redes sociales, Alfredo Del Mazo Maza dijo que hasta este viernes, se han aplicado más de 2 millones y medio de vacunas en el Edomex, y que los adultos mayores han recibido la primera dosis del biológico; en 63 municipios ya se les aplicó la segunda dosis.

“Empezamos con todo el personal de salud y continuamos con nuestros adultos mayores, protegiendo la salud de las personas más expuestas y más vulnerables”, dijo el funcionario y añadió que esta semana inició la vacunación de personas mayores de 50 años en Toluca, Metepec y Huixquilucan.

A este segmento de la población también se le vacunará en Ecatepec y Nezahualcóyotl la próxima semana. Además, la próxima semana iniciará la aplicación de la vacuna a maestros de instituciones públicas y privadas en toda la entidad a fin de preparar el regreso a las clases presenciales.

“Es muy importante que en todas las actividades que ya se están realizando sigamos manteniendo las medidas preventivas. En esta etapa es donde necesitamos ser más responsables”, puntualizó Del Mazo Maza, y recordó a los mexiquenses seguir con el uso de cubrebocas, el lavado frecuente de manos y la sana distancia