La Organización Mundial de la Salud y China replantearán sus agendas ante una nueva presidencia en los Estados Unidos.

7 No me gusta0

Con 290 votos electorales, que son más que necesarios para una victoria en los comicios estadounidenses, Joe Biden está empujando varios cambios en políticas y organismos internacionales.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo ante la eventual victoria de Biden que “espera poder trabajar estrechamente con el gobierno del presidente electo de Estados Unidos”.

Lo anterior, por el corte de recursos que había ordenado Trump durante el inicio de la pandemia.

Por su parte, las autoridades de China se quedaron sin su villano, ya que durante varios días se transmitió un mensaje de televisión, controlados por el Partido Comunista, que se centraron en las protestas, el rencor y el aumento en los contagios de coronavirus que ocurrían rápidamente.

Ahora, el eventual triunfo de Biden plantea otro reto para el sistema político chino, que carece de controles democráticos, ya que “Lejos de mostrar la decadencia de los valores estadounidenses, el relevo en el poder es en sí mismo una prueba de que esos valores permanecen”, destacó en un despacho la cadena de noticias BBC.

Se espera que esta semana, el equipo de transición de Biden comience a trabajar con las agencias clave del gobierno para facilitar el traspaso de poder, con una recopilación y revisión de información para las decisiones presupuestarias y de personal, regulaciones pendientes y otras labores en los departamentos para ayudar a Biden a prepararse para la transición.

Biden tendría hasta el momento un margen de 4 millones de votos extra, mismo que podría crecer a medida que se sigan contando las papeletas.

Finalmente,  Biden felicitó a los “brillantes” hombres y mujeres que trabajaron en la vacuna desarrollada por Pfizer, ya que este resultado “da esperanza”, pero recalcó que la batalla contra el coronavirus sigue delante, por lo que pidió mantener las precauciones para evitar contagios.

/Con información de Infobae, BBC y San Diego Union Tribune./