Los cambios serían a los artículos 3, 41, 42 y 50.

0 No me gusta0

El 6 de octubre, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, envió a la Cámara de Diputados una iniciativa para reformar la Ley de Infonavit.

Como lo ha reiterado en varias ocasiones durante su conferencia mañanera, el primer mandatario insiste en crear diversos mecanismos de autoconstrucción y eliminar los intermediarios (bancos y otras instituciones) para otorgar, de manera directa, los recursos a los trabajadores.

Sin embargo, mientras no sea una Ley, los deseos presidenciales son mero discurso político, tal como lo dijo el día de ayer el Presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Luis Barrios Gaxiola.

No obstante, según una ficha del Infonavit afirma que “esta reforma beneficia la competencia en el sistema de financiamiento hipotecario al permitir al Infonavit ofrecer más soluciones para los derechohabientes”.

Entre otras cosas, Infonavit destaca:

“La reforma dará información a los trabajadores para que escojan la casa que más les convenga: casas en la ubicación de su preferencia, con materiales adecuados, clima de su región, servicios y espacios públicos más adecuados para sus familias”.

“La reforma (…) permitirá que reciban directamente su dinero, y que estarán protegidos de intermediarios nocivos como los coyotes, los desarrolladores abusivos y la publicidad engañosa”.

Entre las reformas, todavía faltan algunas precisiones: “Se reforma el artículo 3 para que puedan usar su dinero de la subcuenta de vivienda para comprar un terreno o suelo para construir su casa (aunque no especifica en un primer momento los periodos de disposición, si son con desempleo o las edades para el mismo)”.

Se reforman los artículos 41 y 50 para agregar específicamente el derecho de los trabajadores a recibir el monto de su crédito directamente y sin intermediarios

El artículo 42 contempla el uso del crédito para comprar un terreno o suelo; autoproducir su casa en un terreno de su propiedad (aunque no especifica si el terreno puede ser ejidal o regularizado. Cabe recordar que una gran parte del suelo en México tiene la primera disposición).

Además de pagar pasivos relacionados con vivienda y refinanciar un crédito ya adquirido con alguna otra institución financiera.

En el artículo 42 también se agrega un párrafo que deja muy claro que el Infonavit establecerá las condiciones para garantizar la libre elección del crédito que más convenga a los intereses del trabajador.

En tanto que los artículos 43 y 47 se modifican para armonizar la ley y que todas las garantías ya existentes para la compra de una casa a través de un crédito también existan en el caso de que se quiera comprar un terreno o suelo y no limitar a dos el número de crédito que puede adquirir un trabajador a lo largo de su vida laboral y permitir al Infonavit prestar más de una vez a sus derechohabientes.

Por su parte, el documento, que fue remitido a la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, todavía no presenta alguna modificación o discusión para la misma.