Luego del encuentro de ambos mandatarios en la Casa Blanca, el legislador de Morena agregó que la visita “abre una nueva vía para un trato igualitario”.

5 No me gusta0

A pesar de los malos augurios, la visita del presidente Andres Manuel López Obrador a la Casa Blanca libró el terreno minado y el balance que se observa un día después del encuentro es positivo, sobre todo porque no se generó ningún conflicto en la relación entre ambos países.

La mayor parte de los medios de comunicación destacaron la mañana de este jueves un elemento puntual del discurso del presidente de México: “Fallaron los pronósticos, no peleamos”.

Asimismo, entre los más relevante fue el encuentro e intercambio entre los empresarios que acompañaron el presidente y sus homólogos por parte de los Estados Unidos. Por ejemplo, el Ing, Carlos Slim, presidente vitalicio de Grupo Carso, quien destacó al T-MEC como un acuerdo comercial más completo que el anterior por la inclusión de reglas de trabajo; Patricia Armendáriz, puntualizando la importancia de la integración de la Pymes en el acuerdo.

En la cena en donde participaron empresarios de ambos países, también sobresalieron anuncios de inversiones de Sempra o Intel en México, al igual que Bio Pappel en los Estados Unidos.

Desde el punto de vista político, una visión muy destacada del encuentro entre ambos mandatarios, fue la del Diputado Federal por el partido Morena, Porfirio Muñoz Ledo, quien ha sido el más crítico en la bancada del partido en el poder, quien expresó que el presidente Andrés Manuel López Obrador “se volvió a poner la banda presidencial como Jefe de Estado” con el encuentro que sostuvo este miércoles con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.