El presidente, Andrés Manuel López Obrador, señaló que la obra tendrá una inversión superior a los 3 mil millones de pesos para iniciar.

2 No me gusta0

Al reactivar el proyecto de la vía del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó que éste no se privatice durante el cambio de gobierno. "Por eso vamos a tener el presupuesto suficiente, necesario para terminar esta obra. Tenemos que terminar todo el proyecto a más tardar en el 2023. Y pensar también en consolidarlo y en dejarlo bien amarrado, para que con el cambio de gobierno no se eche para atrás todo lo alcanzado”.

Durante el banderazo de obras, en Sayula de Alemán, Veracruz, el mandatario agregó que la obra tendrá una inversión de más de 3 mil millones de pesos para iniciar; pero que en total se tiene contemplado destinar alrededor de 20 mil millones. Y afirmó que este proyecto generará mil 500 empleos directos; 7 mil en la etapa constructiva. Asimismo, adelantó que el proyecto pretende alentar la instalación de 10 polígonos para desarrollos industriales con facilidades fiscales y así lograr el desarrollo regional.

López Obrador mencionó que se debe buscar una forma adecuada de empresa pública en donde participen el gobierno federal y los estados, y dejarles a las autoridades estatales acciones de esa empresa pública para que las autoridades locales cuiden que no se privaticen estos bienes. Asimismo, que el proyecto no quedará inconcluso porque a pesar de la crisis económica que vive actualmente México, hay un manejo honrado del presupuesto.

“Algo parecido a lo que estamos haciendo en la zona fronteriza con Estados Unidos, en los 3 mil 180 kilómetros de zona fronteriza, de la línea; 20 kilómetros hacia nuestro territorio es una zona franca, y se cobra la mitad del ISR y la mitad del IVA y, lo mismo, se obtienen de manera más barata los energéticos, es decir, se paga menos por las gasolinas, por el diésel, por la luz”, comentó el ejecutivo.

Las obras de rehabilitación del ferrocarril iniciaron con la Línea Z, en una longitud de 200 kilómetros entre Medias Aguas, en Veracruz y Salina Cruz, en Oaxaca. Y este año se trabajará en los estudios y proyectos ejecutivos para la Línea FA, que va de Coatzacoalcos, en Veracruz a Palenque, en Chiapas; y posteriormente, los de la Línea K, que va de Ixtepec, en Oaxaca a Ciudad Hidalgo, en Chiapas.