La Canadevi reiteró su compromiso para enfrentar los retos que dejará la presente pandemia; sin embargo, solicitó al ejecutivo no enjuiciar las funciones de sus agremiados.

1 No me gusta0

La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) rechazó las descalificaciones que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho a los desarrolladores de vivienda del país; de actuar como intermediarios en la desparramo de créditos de organismos de vivienda. En una carta, indicó que si hay empresas que han hecho las cosas mal, la industria cuenta con organizaciones capaces de producir viviendas de la más alta calidad.

“Rechazamos toda descalificación generalizada en relación con nuestra actividad. Sabemos que, como en cualquier otro sector productivo, hay empresas, las menos afortunadamente, que han hecho las cosas mal, pero ya no forman parte de esta nueva Canadevi y están muy lejos de ser un ejemplo que pueda representar a todos los que formamos este sector”.

La Canadevi indicó que, conforme a lo que se había pactado, sus afiliados realizarán este año una inversión de 175 mil millones de pesos para desarrollar proyectos enfocados a atender el rezago social, pese al entorno económico que se vive por el COVID-19. Asimismo, señaló que el desarrollo de vivienda representa 6% del Producto Interno Bruto, genera 2.2 millones de empleos formales y transmite dinamismo a 37 de las 42 ramas de la economía nacional.

En la misiva, el organismo liderado por Gonzalo Méndez Dávalos -que representa a más de mil desarrolladores-, enfatizó que la operación de los afiliados está sujeta al escrutinio de los organismos nacionales de vivienda, mismos que verifican la calidad de productos y prácticas y precios.

Finalmente, indicó que las empresas que lo conforman han dado forma a un sector que es ejemplo a nivel mundial y es capaz de producir con la más alta calidad, lo que incluye suelo, infraestructuras, espacio público y todos los servicios. “Que llegan a los mexicanos con un precio de venta de 350 dólares americanos por metro cuadrado, lo que ubica a nuestro país entre los cinco más competitivos del mundo a este respecto”.