|  

El ahorro en tu Subcuenta de Vivienda genera rendimientos que protegen su valor contra la inflación, afirmó el organismo de vivienda.

1 No me gusta0

Si tienes un empleo formal y cotizas ante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el dinero que tienes en tu ‘Subcuenta de Vivienda’ genera rendimientos que lo protegen contra la inflación, es decir, esos recursos no pierden su valor a lo largo del tiempo.

Aunque en México y en el mundo la inflación se ha ido incrementando, los ahorros deben ser iguales o superiores a la inflación, lo que permite que conserven su valor en caso de que decidas utilizarlo como enganche para comprar una casa o terreno, mejorar una vivienda, o recibirlo una vez que te jubiles.

 

Si el derechohabiente no saca un crédito de ninguna forma perderá el dinero, pues los recursos que tiene “ahorrados en la Subcuenta de Vivienda son solo tuyos y no se pierden”, afrmó el Infonavit.

 

El organismo de vivienda informó que “es una institución mutualista”, esto significa que los ahorros de los trabajadores en su ‘Subcuenta de Vivienda’ son utilizados para otorgar los créditos de las personas que ya cumplen con los puntos de precalificación.

“El pago puntual de estos créditos y sus intereses, en conjunto con un manejo financiero responsable, son los que generan los rendimientos que se otorgan a todas y todos los derechohabientes del Instituto”, señaló en un comunicado.

De ahí la importancia de la precalificación, que evalúa el perfil de cada una de las personas que solicitan un crédito y otorga un nivel de tasa y una mensualidad diferenciada a cada trabajador, dependiendo de sus ingresos y capacidad de pago.

 

 

Además, el Infonavit implementó en esta administración un ‘Nuevo Modelo de Cobranza Social’, a través del cual si una persona tiene problemas para pagar su crédito puede acceder a distintas alternativas para disminuir su mensualidad o solicitar una prórroga que le permita tener su financiamiento al corriente.

Recuerda que, el dinero de la subcuenta permite acceder a un mayor monto de crédito cuando lo solicites; pero si a lo largo de tu vida laboral no tramitas un financiamiento el dinero seguirá a tu nombre, acumulándose y generando rendimientos hasta el momento de tu retiro y servirá para complementar la pensión.