Las condiciones financieras del país y los ajustes en la forma de vivir que propició la pandemia, modificaron la estructura de la  colocación hipotecaria de la banca, en cuanto al destino del producto hipotecario, durante los últimos dos años.

6 No me gusta0

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Asociación Mexicana de Bancos (ABM), en los años 2018 y 2019, entre 86 y 87% de la colocación total de crédito hipotecario de la banca tenía como destino el producto para adquisición. Sin embargo, en los años 2020 y 2021 (hasta septiembre) disminuyó a 81.4 y 77.6% del total, respectivamente.

Lo anterior encuentra explicación en el incremento de la participación de otros destinos del crédito, debido a las buenas condiciones financieras que permitieron alcanzar los niveles de costo hipotecario más bajo en la historia  y que permitieron un sensible incremento en el destino “pago de pasivos” (portabilidad).

La posibilidad de que los clientes con un crédito hipotecario vigente y al corriente de sus pagos pudieran obtener mejores condiciones en otro banco, gracias a las mejores tasas de interés del crédito en su historia, determinó un incremento en su participación dentro del total de 5.0 y 4.3% en 2018 y 2019, a 7.7 y 11.2% en 2020 y 2021, respectivamente.

Esta tendencia seguramente este año nuevamente se modificará, porque es inevitable ver correcciones a la alza en el costo del crédito hipotecario ante el repunte del costo del dinero a nivel internacional, lo que impactará la colocación de pago de pasivos.

Los otros dos productos que observaron un incremento como porcentaje del total, fueron el de construcción y liquidez, en ese orden. El primero alcanzó una participación de mercado de 5.2% en 2021 (hasta septiembre), a diferencia del 3.6% de un año previo y del 3.3% del 2019.

En el caso del crédito de remodelación, que representaba alrededor del 1% de todo la colocación hipotecaria de la banca, en 2020 repuntó hasta el 3.4% y en 2021 representó el 2.3% del total. Lo anterior se debe a que muchas personas buscaron ampliar o remodelar sus inmuebles para ajustarse a las necesidades de home office y homeschool que determinó la pandemia que seguimos viviendo hoy en día.