|  

Hasta ahora, el mercado de Fibras Inmobiliarios en México está integrado por 16 fideicomisos y cuenta con un ABR superior a los 27 millones de metros cuadrados, más 19 mil cuartos de hotel.

Pese a los retos económicos del 2022, como una elevada inflación y mayores tasas de interés (se esperan diversos movimientos por parte de Banxico), consideramos que será un año sobresaliente para los Fibras.

Fibra Educa, el primer fideicomiso de inversión en bienes raíces del sector educativo, continúa avanzando con su plan de expansión en este 2022. Después de haber anunciado las primeras cuatro adquisiciones en febrero pasado, planea ejecutar nuevas inversiones con lo que aumentará en un 20% su actual área bruta rentable.

Fibra Soma (SOMA), un fideicomiso de inversión en bienes raíces de usos mixtos, comercial y hotelero, superó las afectaciones que sufrió por la pandemia del nuevo Coronavirus en 2020 y alista el inicio de nuevos proyectos, con los que aumentará su área bruta rentable (ABR) a 727 mil metros cuadrados, desde los 684 mil 392 reportados hace poco más de un año.

El mercado inmobiliario vinculado a la logística y la manufactura están muy activos, con gran demanda y con repunte en precios de renta.