Los datos fueron obtenidos por el Consejo Nacional Empresarial Turístico y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac, para la edición 30 del Panorama de la Actividad Turística en México.

El paso de la pandemia de Covid-19 trajo, entre muchas otras consecuencias, las pérdidas de casi 900 mil empleos formales e informales en prestadores turísticos mexicanos durante abril.

Los datos fueron obtenidos por el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur), para la edición 30 del Panorama de la Actividad Turística en México.

Al respecto, ambas instituciones urgieron la pronta definición de acciones concretas para beneficio del sector, en línea con el carácter prioritario que se le ha dado a la actividad. De no ser así, advirtieron, los efectos negativos podrían traducirse en la degradación de calidad de vida de miles de personas cuyos ingresos dependen del turismo.

Cabe mencionar que, durante los cuatro primeros meses de 2020, el ingreso de divisas por visitantes internacionales se redujo 32.7%, en tanto que el retroceso de llegadas de extranjeros fue de 38.8%; es decir, 11.1 millones de arribos, lejos de las 18.2 millones registradas en el mismo periodo del año pasado.

En lo que respecta al turismo doméstico, se reportó la misma tendencia de desaceleración con un decrecimiento de 33.9% en llegadas de locales a cuartos de hotel en destinos que cuentan más de dos mil habitaciones.