El presente y el futuro el retail está ligado a la demografía. La estructura y perfil de la población de cada país, junto con el poder adquisitivo, determinará la evolución que tendrá la actividad comercial en México y el mundo.

México cuenta con fuerza en el llamado bono demográfico, que lo coloca en una posición relevante para un consumo creciente. La población de corta edad —sobre todo la que se incorpora a la vida laboral— se vuelve un soporte indispensable.

Un ciclo natural de vida propicia cierta demanda de bienes y servicios como ropa, aparatos electrónicos (tecnología de última generación), auto, renta o adquisición de casa, necesidad de centros de entretenimiento (bares y restaurantes) y viajes, entre otros insumos con cierta regularidad.

En caso contrario, cuando una nación cuenta con una estructura de población donde la gente mayor es predominante, su consumo es más limitado. Los segmentos de mayor edad, aunque poseen dinero, ya no aspiran a comprarse un auto de forma regular; ya no quieren la última moda en ropa ni el último gadget o dispositivo tecnológico.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Seis generaciones, potencial de consumo,Josué V. Inclán, La niñez a futuro será consumidora activa; los adultos por su parte, requieren nuevos tipos de servicios. La niñez a futuro será consumidora activa; los adultos por su parte, requieren nuevos tipos de servicios.

 

Para esta generación, el gasto es más conservador y prudente, aunque por otro lado, se ven en la necesidad de incrementan su consumo en asistencia médica, casas de descanso, medicinas y hospitales. Ejemplo de esta situación es Japón. Las estadísticas apuntan a que para el año 2060, podría convertirse en la nación con más jubilados del mundo, debido a que 40% de su población será mayor de 65 años, lo que no permite un crecimiento de su economía.

En contraste, México cuenta con una estructura de población joven sólida. Muchos se preguntan por qué si la economía ha crecido en los últimos 18 años a un promedio que apenas supera el 2% anual, el consumo privado puede triplicar ese ritmo de crecimiento. La respuesta está en que los niños pasan a ser adolescentes y posteriormente a ser adultos, que al incorporarse al mercado laboral, se convierten en consumidores activos.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Seis generaciones, potencial de consumo,Josué V. Inclán, DIOR / Edad de usuarios consumidores modifica también la ubicación del mercado. DIOR / Edad de usuarios consumidores modifica también la ubicación del mercado.
 

 

Distintos hábitos

El análisis “The Future of Shopping centers” realizado por la firma AT Kearney en 2018, revela que por primera vez en la historia del retail, este mercado incluye a seis generaciones de compradores: la llamada Generación Silente, Baby Boomers, Generación X, Millennials, Generación Z, y la llamada Generación Alpha, por lo que el crecimiento del mercado retail a nivel internacional, ha estado ligado a su habilidad para responder a los cambios en la composición de edad de los usuarios respecto a la ubicación física del mercado consumidor.

El estudio explica que cuando abrió sus puertas el Southdale Center en Edina, Minnesota en 1956 —que es el centro comercial más antiguo totalmente cerrado y con control climático en Estados Unidos, que cuenta con 120,000 metros cuadrados (m2) y 123 inquilinos minoristas— la Generación Baby Boomer apenas tenía 10 años.

Fue el despertar económico posterior a la Segunda Guerra Mundial cuando la clase trabajadora tuvo la posibilidad de contar con automóvil; los padres de esa primera generación fueron abandonando paulatinamente los centros de las ciudades para asentarse en las periferias, caracterizados por cierta conformidad y una devoción a las marcas presentadas en los medios de comunicación, principalmente en radio y televisión. En esta etapa, el sector inmobiliario minorista siguió a la gente y los resultados fueron asombrosamente exitosos.

Impulsados por mayor afluencia, amplia movilidad en ascenso, alta confianza de los consumidores y la construcción explosiva de viviendas suburbanas en Norteamérica, el crecimiento de los centros comerciales superó dramáticamente a la población, especialmente entre 1960 y 1970.

 

 

Demografía y tecnología

Es importante destacar las implicaciones de este impacto demográfico en los patrones de conducta del consumo en los centros comerciales que actualmente están siendo modificados hacia segmentos que ofrecen diversos servicios enfocados a la salud y al entretenimiento, sobre todo a la población nacida entre 1960 y 1970.

Otro aspecto importante a considerar es que cuando apareció la primera generación Baby Boomers, la esperanza de vida era de 66.7 años en los hombres, y de 72.9 en mujeres; en contraparte, a 2014, esta expectativa subió notablemente, para llegar a 82.9 años en hombres y 85.5 en las mujeres, respectivamente. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, mayor edad significa mayores gastos.

Actualmente se espera que los Boomers y la Generación X tengan más capacidad de retención de sus activos adquiridos a lo largo de su vida económica. En contraparte, debido a los crecientes costos de la atención médica y el alto costo de la atención a los ancianos —ya sea de forma institucional o en el hogar—, no solo podrían consumir hasta 100% de esos activos, sino que también podrían hacerlo con una parte considerable de los ahorros de sus propios hijos.

También se prevé que el soporte económico para Millenialls, Generación Z y Generación Alpha sea considerablemente más limitada cuando se trate de ingresos disponibles.

Otro dato relevante es que la riqueza también estará menos equitativamente distribuida. Cuando nacieron los Boomers, el 1% de la población con más poder adquisitivo en el nivel superior, controlaban poco más del 10% de toda la riqueza en Estados Unidos. Actualmente, ese mismo 1% ahora controla prácticamente el 29% de toda la riqueza estadounidense. Es decir, los ricos, comparativamente hablando, tendrán más poder adquisitivo para el periodo comprendido entre 2018 y 2030.

Otro elemento crucial es el manejo y la compatibilidad tecnológica de los nativos digitales. Se estima que para el año 2030, el 40% de todos los consumidores estén en este rango. En ese punto, la mezcla de tecnologías de la información y la comunicación que comenzó a abrirse camino en tiendas y hogares a partir de 1990, habrá perdido su novedad en ciertos temas, aunque ya formará la infraestructura de conexión que ahora permite y facilita la forma en que vivimos, trabajamos, socializamos y, por supuesto, compramos.

 

Demografía en México

El bono demográfico se refiere a un periodo en donde la estructura por edades de la población sobresale la que es potencialmente productiva y crece de manera sostenida en relación con la de personas en edades normalmente clasificadas como inactivas.

La más reciente Encuesta Intercensal de Población que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2015, reveló que hay 119,938,473 millones de habitantes, de los cuales, 51.4% son mujeres y 48.6% hombres. La edad media de la población pasó de 21 años en 1995; a 24 años en 2005; y finalmente, a 27 años en 2015.

Por su parte, el Índice Relación de Dependencia, revela cómo en 1995 había 66.4 personas en edad de dependencia por cada 100 en edad productiva; para 2005 pasó a 59.2 personas; y en 2015 se ubicó en 52.8 personas. Se prevé que en los próximos 10 a 15 años predomine esta tendencia y alcance su máxima expresión antes de iniciar un cambio de tendencia.

De acuerdo con la Encuesta Intercensal (EI) también realizada en 2015, la población en México continúa siendo predominantemente joven, con 25.7% del total, lo que representa 30.6 millones de jóvenes con edad de entre 15 a 29 años.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) presentada en agosto de 2017, reveló que 15 millones de jóvenes de 15 a 29 años en el primer trimestre de 2017 se encuentran ocupados; aunque 60.6% de esa cantidad (9 millones) lo están dentro del sector informal, aunque son potenciales consumidores también.

En cuanto a la estructura por edad y sexo de la población joven, 50.9% son mujeres y 49.1% son hombres; 35.1% son adolescentes de 15 a 19 años, 34.8% jóvenes de 20 a 24 años y 30.1% tienen de 25 a 29 años de edad. Por sexo, se observa una distribución equitativa entre la proporción de hombres y mujeres en los diferentes grupos de edad de la población joven, siendo en el grupo de 25 a 29 años en el que hay una mayor diferencia, 52.2% son mujeres y 47.8% hombres, por lo que una mayor población femenil explicaría un consumo más dirigido.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Seis generaciones, potencial de consumo,Josué V. Inclán, La población joven y madura, tendrán en el retail un componente de atención híbrido. La población joven y madura, tendrán en el retail un componente de atención híbrido.

 

Población madura

El Inegi dio a conocer en 2017, que la población en México llegó a 123.5 millones de habitantes, de las cuales más de la mitad (65.2 millones) tiene menos de 29 años. Sin embargo, el aumento de la esperanza de vida generó una base piramidal cada vez más angosta y una proporción cada vez más alta de adultos (30 a 59 años) y adultos mayores (60 y más años).

Los primeros incrementaron su porcentaje de 26 a 36.7% entre 1990 y 2017, mientras que en las personas de 60 y más años acrecentaron de 6.4 a 10.5% en igual lapso, se espera que en 2050 su monto aumente a 32.4 millones, lo que representaría prácticamente una quinta parte de la población en el país, con 21.5% del porcentaje de la población total; dicha estructura impactará el mercado laboral, financiero y la demanda de bienes y servicios y los lazos intergeneracionales.

En resumen, la población joven y la población madura, tendrá en el sector retail, un componente de atención híbrido e interesante.   


Texto Josué V. Inclán

Foto: TRAVEL / Gucci/ Dior