Un reflejo de una ciudad como la nuestra, que es una ciudad industrial, con una gran actividad comercial y de negocios internacional, es que demanda espacios de todos los giros: residencial, comercial, industrial, oficinas y servicios.

Lo anterior ha sido consecuencia del gran movimiento inmobiliario que vivimos como resultado del hecho que los empresarios, que históricamente ubicaban sus oficinas en el mismo lugar que sus empresas  —ahora con motivo de buscar un lugar más eficiente y seguro—, migran a los centros urbanos, principalmente en la Zona Valle. Este mercado que se ha generado se enfoca tanto en la renta como en la venta.

Un reto importante que presenta el sector inmobiliario en el área metropolitana de Monterrey es la movilidad. El hecho de poder contar con un dinámico y eficiente sistema de transporte colectivo es la mayor prioridad, ya que si no se atiende esta problemática con una solución seria y de largo plazo, el desarrollo de nuevos proyectos estará muy limitado.

Actualmente la mayoría de las personas se desplaza a su lugar de trabajo en su propio auto, saturando las vialidades con tráfico intenso; haciendo cada vez más lentos los recorridos, y provocando que los edificios cada vez requieran mayor número de cajones de estacionamiento, con lo cual se encarecen más los espacios de oficinas.

Ante ello, el sector público y el privado, deben enfocarse, consideramos, en generar condiciones favorables de movilidad; en un transporte público eficiente para el área metropolitana.

 

Real Estate Market, Monterrey, Hernán Martínez Director General de Grupo Martel Hernán Martínez Director General de Grupo Martel

 

Seguridad a inversionistas

 

Martel, como empresa desarrolladora inmobiliaria, siempre ha tenido como su misión primordial crear y desarrollar proyectos que sean rentables para nuestros socios inversionistas. Además, con un gran sentido de responsabilidad, ofrecer al mercado final espacios con alta calidad —tanto en su diseño como en su construcción— para entregar un producto que perdure en el tiempo.

Buscamos que nuestros inmuebles sean de bajo mantenimiento y que afecten lo menos posible al medio ambiente. Para ello buscamos que los materiales y productos que intervienen como elementos de la construcción sean lo menos contaminantes, por eso usamos equipos de A/C con la mayor eficiencia que el mercado ofrece.

Por ejemplo, usamos Cristales Duovent con película Low y antireflejante, con lo que se abate el consumo de energía eléctrica, además de elevadores de última generación y sistemas inteligentes para la operación eficiente de los edificios, entre otros insumos. Asimismo, al realizar un nuevo proyecto, buscamos mejorar el entorno urbano de la ciudad. Es decir, planeamos que el nuevo edificio contribuya al mejoramiento del bien común al ofrecer espacios funcionales abiertos al peatón. De esta manera, nuestros desarrollos aportan más valor a la movilidad urbana.

 

Real Estate Market, Monterrey, Chroma. Se busca mejorar el entorno urbano de la ciudad. Chroma. Se busca mejorar el entorno urbano de la ciudad.

 

Más edificaciones eficientes

 

Si atendemos los aspectos de eficiencia referentes a los consumos de energía y operación de los edificios, se tienen que realizar varias acciones desde el momento del diseño del proyecto.

Hay que tomar en cuenta, por ejemplo, la orientación con respecto al sol; los materiales a utilizar; tipos de fachada; tipos de cristal a instalar, así como el color del mismo; selección de equipos y sistemas de A/C; selección de sistema de iluminación (LEED); sistemas de automatización de iluminación; encendido y apagado de equipos; y, finalmente, sistemas de reciclado de aguas negras, entre otros aspectos.

Referente a los asuntos de autoridad, desde el punto de vista de la iniciativa privada, creemos que hay mucho camino por recorrer para que se promueva un marco legal y de regulación, con el cual se generen de forma ordinaria diversos proyectos.

Como desarrolladores debemos pensar primero en el entorno; en la satisfacción del consumidor final sin escatimar recursos, y luego en el negocio mismo. Al final del camino, lo que generamos es con lo que convivimos a diario y es lo que finalmente dejaremos como herencia a la siguiente generación.O

 

Real Estate Market, Monterrey,  Como desarrolladores, tenemos que pensar primero en el entorno. Como desarrolladores, tenemos que pensar primero en el entorno.

 


Texto Hernán Martínez

Foto: GRUPO MARTEL