La colocación de crédito hipotecario durante la parte más complicada de 2020 y los tres primeros trimestres de 2021 ha sido como ir del infierno al cielo, con un resurgimiento increíble. El cierre del segundo año de pandemia apunta a ser extraordinario, superando incluso el balance de 2019.

0 No me gusta0

A lo largo de los últimos 21 años, el mercado hipotecario nacional ha transitado por diversas crisis y circunstancias, dejando cada una de ellas sus enseñanzas y permitiendo mejorar el producto que se ofrece al cliente.

Precisamente, esas transformaciones favorecieron para enfrentar la crisis sanitaria y económica que se vivió en 2020-2021 con mucha salud para los clientes (acreditados), bancos, e incluso para los institutos públicos de vivienda.

Con una economía que prácticamente se paralizó durante el segundo trimestre de 2020, periodo inicial de la pandemia por el Covid-19, resultó normal que se presentara una gran contracción en la colocación de crédito hipotecario. Sin embargo, durante la segunda mitad del año pasado se registró una gran reacción, para que al final del ciclo anual el balance fuera positivo en medio del entorno tan adverso que se vivió.

Durante la primera mitad del año 2021, el desempeño de la colocación hipotecaria ha sido sorprendente, con un crecimiento muy importante.

 

CRÉDITO HIPOTECARIO PROMEDIO
Organismo Miles de pesos
Monto Promedio
jun-19 jun-20 jun-21 Vars % 21/20
Industria 714 744 821 10.4
Banca 1,393 1,538 1,766 14.9

 

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Dinero Disponible,Crédito hipotecario, un mercado resiliente, El desempeño de la colocación hipotecaria tuvo un crecimiento muy importante, en el 1S21. El desempeño de la colocación hipotecaria tuvo un crecimiento muy importante, en el 1S21.

 

¿Crisis?

De acuerdo con información de la Asociación de Bancos de México (ABM), de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), durante todo el 2020, el Infonavit, el Fovissste y la industria hipotecaria nacional otorgaron 513 mil 500 financiamientos, a diferencia de los 539 mil de 2019; es decir, a pesar de todo, la nueva originación apenas se contrajo -4.7 por ciento.

Por lo que respecta al monto de dinero disponible, se financiaron 389 mil 900 millones de pesos (mdp), prácticamente idéntico a los 388 mil 700 mdp de 2019. Dicho de otro modo, se registró un crecimiento de 0.3% en el monto colocado en todo el año pasado.

Las cifras son contundentes, la industria hipotecaria logró sortear la crisis con éxito, con un balance positivo dado el entorno, sin gran impacto en las carteras gracias a los programas de apoyo que crearon las autoridades y las instituciones. Adicionalmente, al cierre de 2020, se observó un balance positivo en cuanto a nueva colocación con relación a la fuerte contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

En cuanto al crédito hipotecario que otorga la banca, en particular el número de créditos que financió durante 2020, sumaron 123 mil 300, a diferencia de los 136 mil 900 de 2019, para que al final el balance arrojara una contracción de -9.9% anual.

Sin embargo, como ha sucedido constantemente en los años recientes, el monto promedio de cada crédito se ha incrementado, por lo que los recursos que se dispusieron en 2020 sumaron 199 mil 200 mdp, que implicaron un crecimiento de 1.9% respecto al 2019.

 

 

ORIGINACIÓN HIPOTECARIA ACUMULADA A JUNIO 2021
participación de los diferentes actores

Organismo

Miles de pesos

Miles de millones de pesos 

Número de créditos

   $ Monto colocado

jun-19

jun-20

jun-21

Var% 
20/21

 jun-19  jun-20  jun-21  Var%
20/21

Industria

249.2

219

269.8

23.2

177.9

162.9

221.6

36

Públicos

183.4

166.5

200.7

20.5

86.2

82.2

99.6

21.2

Banca

65.8

52.5

69.1

31.6

91.7

80.7

122

51.2

 

Repunte récord

Durante la primera mitad de 2021, el tren de toda la industria hipotecaria aceleró de forma sorprendente. El repunte de la actividad económica, la recuperación del empleo formal y de la confianza del consumidor propiciaron un mejor ambiente para la reactivación de la demanda de crédito.

De esta manera, la nueva originación de la industria acumuló 269 mil 800 créditos de enero a junio, para superar en 23.2% los 219 mil financiamientos del mismo periodo de 2020,

Los recursos que se dispusieron para dicha colocación alcanzaron los 221 mil 600 mdp, que contrastan con los 162 mil 900 mdp del año previo, para determinar un repunte de 36% anual.

En la banca el despunte ha sido todavía más sorprendente, porque el número de créditos nuevos en la primera mitad de 2021 llegó a 69 mil 100, lo que representó un crecimiento anual de 31.6% al comparase con los 52 mil 500 que se lograron colocar en los seis primeros meses del año anterior.

Pero en el caso del monto de recursos que se dispusieron para esa colocación crediticia, acumuló 122 mil mdp para un espectacular repunte de 51.2%, con relación a los 80 mil 700 mdp que se financiaron en el primer semestre de 2020.

 

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Dinero Disponible,Crédito hipotecario, un mercado resiliente, En materia de crédito, se prevé que este año sea el de mayor crecimiento en las últimas dos décadas. En materia de crédito, se prevé que este año sea el de mayor crecimiento en las últimas dos décadas.

 

2021 será un año histórico

En opinión de Paulina Prieto, vicepresidenta de Crédito Hipotecario y Automotriz de Scotiabank, de acuerdo con los datos disponibles a junio y al compararlo con el mismo periodo de 2020, la banca creció alrededor de 50% en el monto de inversión en crédito hipotecario. Sin embargo, “vamos a tomar entre comillas el periodo, porque los meses más retadores del 2020 para el crédito fueron abril, mayo, junio y julio; pero, si me voy al 2019, que fue un año histórico, porque en ese periodo se originaron casi 200 mil millones de pesos en la banca. Entonces, si comparo enero-junio de 2021 con los mismos meses de 2019, la banca creció 35 por ciento”.

Entonces, el crecimiento de este año, anteriormente mencionado, será trascendental para la banca en materia de crédito hipotecario.

Por su parte, Ricardo García Conde, director ejecutivo de Banca Hipotecaria y Automotriz de Citibanamex, consideró que “al cierre de 2021 se habrá recuperado lo que no se hizo en 2020, y al final terminaremos con un 10% de crecimiento anual acumulado de los dos últimos años, lo cual es muy sano”.

Puntualizó que, posiblemente, este año será el de mayor crecimiento en las últimas dos décadas, “derivado de la expansión que no se vio en 2020; sumados, 2021 dará un 20 por ciento”. Expresó que no se atrevería a dar un número del dinero que va a colocarse en el crédito hipotecario actual, pero claramente serán más de 200 mil millones de pesos.

Agregó: “Sin poder decir que ya cruzamos del otro lado de la crisis, hay indicadores muy positivos, como la recuperación del empleo y la reactivación económica, que son fundamentales para que haya un crédito sano y pueda seguir fluyendo el financiamiento. Hay muchos indicadores que hablan de que el mercado ha sido resiliente”.

Roberto Gándara, director ejecutivo Hipotecario de Banorte, opinó que la industria hipotecaria —y la industria de vivienda en general— no sufrió en 2020 el mismo impacto que otras industrias. “En 2021 vemos un desempeño muy favorable y anticipamos un panorama positivo para el 2022”.

 

En lo que va de 2021, la banca ha crecido alrededor de 50% en el monto de inversión en crédito hipotecario respecto al mismo periodo de 2020.

 

Recuento

Enrique Margain, director ejecutivo de Crédito Hipotecario y Automotriz de HSBC, hizo un recuento de lo que vivimos el año pasado, en el marco del inicio de la pandemia. “En 17 o 18 meses que llevamos de pandemia, hemos visto que la banca y el sector hipotecario han sido muy resilientes”.

Describió que, si bien en marzo y abril de 2020 tuvimos el cese de actividades económicas por el distanciamiento social, ello no cerró el crédito, pero sí se vio afectada la colocación hipotecaria durante esos meses.

“Hacia el segundo semestre del año, en julio, los bancos bajaron sus tasas de interés de manera importante por la disminución de las tasas de referencia, lo que promovió que mucha gente tomara la decisión de comprar una vivienda. A su vez, la rápida incorporación de los programas de apoyo que sacó la banca, el programa de diferimiento de capital e intereses y de otro tipo que se implantaron de manera muy oportuna fueron algunos de los criterios contables especiales que nos dio la autoridad financiera”.

Todo esto “hizo que, de alguna manera, el sector no se detuviera y vimos un segundo semestre de 2020 muy activo. Sobre todo, en el último trimestre, hubo un gran incremento en la colocación hipotecaria, en la portabilidad, y eso fue muy positivo para el sector. Lo que hemos visto en el transcurso de 2021 es un fuerte movimiento en materia de crédito hipotecario. Independientemente de todo lo sucedido, el balance ha sido positivo”.

Para 2021, veo que “la banca podría terminar el año sobre unos 240 mil o 250 mil millones de pesos de colocación hipotecaria, cuando el año pasado fueron 200 mil millones de pesos. Será un crecimiento bastante relevante, sobre todo porque aún no salimos de la pandemia y se verá esta la colocación en el sector hipotecario”.

Por otro lado, Antonio Artigues, director ejecutivo de Banca Particulares de Santander, afirmó que “uno se vuelve más conservador al hablar del futuro después de lo que pasó en el 2020, porque el riesgo de que pase cualquier cosa es más alto, sin embargo, diría que lo que llevamos del 2021 ha sido una continuidad a ese entorno de posmeses más complicados —no pospandemia, porque seguimos en ella—: Reactivación de mercado, más dinamismo, mejora de la oferta y tasas competitivas que ha traído como consecuencia un mercado con tasas históricas de crecimiento”.

“En lo que queda del año, e incluso una perspectiva de frente al 2022, no hay nada que vaya a cambiar esa tendencia positiva; vemos un mercado que se va a mantener independientemente de las oscilaciones que puedan tener las tasas de interés. Ahora vivimos un mercado en tasas altas de crecimiento”.

Aventurar números de crecimiento es complicado, “pero creo que, sin duda, vamos a estar en los dos dígitos de crecimiento interanual. La perspectiva de cierre de año se ve muy positiva”.  

 


Texto:Ricardo Vázquez

Foto: Alexandersikov / trfie /