Podemos destacar diversos elementos como la disponibilidad de información, cada vez es más accesible, y el que la gente incrementa su nivel de educación financiera; asimismo, el entendimiento de las herramientas que están a su disposición, procesos más ágiles para los clientes y la cercanía con ellos.

45 No me gusta0

 

 

En medio de un entorno complicado, como el que vivimos desde el año pasado por la pandemia, hay diversos elementos que contribuyen a revitalizar el apetito por un crédito hipotecario. Nos hemos tenido que reinventar una y otra vez, ver qué es lo que mejor funciona, cómo llegar a diferentes mercados y cómo seguir con el apetito que tenemos de riesgo, y el que tienen nuestros clientes para incrementar su patrimonio.

Podemos destacar diversos elementos como la disponibilidad de información, cada vez es más accesible, y el que la gente incrementa su nivel de educación financiera; asimismo, el entendimiento de las herramientas que están a su disposición, procesos más ágiles para los clientes y la cercanía con ellos.

Muchas veces, si una persona piensa que se va a tardar dos, tres o cinco meses en un proceso hipotecario, quizá lo analizaría dos veces antes de demandar un financiamiento; sin embargo, éstos ya se han agilizado mediante herramientas tecnológicas y procesos más sencillos y claros.

Asimismo, la industria de la construcción se ha reactivado de manera importante, entre ellos el segmento de la vivienda, al igual que otros sectores como el turismo y demás servicios.

Un elemento positivo que se ha derivado de la crisis sanitaria es el relacionado a los hábitos de consumo en las personas, que determinaron ahorros en diversos gastos corrientes, entre ellos, alimentos y transporte por el Home Office, vacaciones, por mencionar algunos. Estos ahorros permitieron que las personas reunieran de manera más rápida el porcentaje que requieren como enganche para acceder a un financiamiento hipotecario.

La suma de todos estos factores, de la mano con las buenas condiciones financieras de los productos, favorecerá para que la industria hipotecaria siga creciendo hasta 2022.

 

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Dinero Disponible,Se revitaliza el apetito por el crédito,banorte, Roberto Gándara - Director ejecutivo hipotecario de Banorte Roberto Gándara - Director ejecutivo hipotecario de Banorte

 

Mejorar la comunicación y facilitar acceso

La situación que estamos viviendo tiene su origen en una crisis sanitaria sin precedentes y por lo mismo es muy diferente a todas las anteriores; en consecuencia, nos tomó a todos completamente desprevenidos, obligándonos a hacer las cosas diferentes, a fortalecer los canales de comunicación con los clientes y a difundir de mejor manera la información del producto.

Es importante desmitificar la dificultad de la banca para otorgar un crédito hipotecario, para ello, cada vez hay más información sobre el tema, hay más medios especializados, revistas, portales, redes sociales, programas, etc. Además, la banca en México ha avanzado y vuelto muy accesibles los productos a prácticamente toda la gente.

Esta es la razón por la que el tipo de información que proporcionamos a los clientes es de vital importancia; así como el que conozcan el proceso y los requisitos. Por ejemplo, con que el solicitante tenga cómo identificarse, un comprobante de ingresos, un historial crediticio que demuestre que pueden tener acceso a un pago mensual y ciertos ahorros, un enganche -que puede ser desde el 10% o menos, dependiendo del organismo en el pueda cotizar-; todo esto genera accesibilidad para el cliente. Es decir, al haber la forma de comprobar, el proceso no se vuelve tortuoso.

La realidad es que los bancos, especialmente Banorte, al explicarle al cliente, a nuestros socios comerciales, a los brókeres y desarrolladores lo sencillo que es obtener un Crédito Hipotecario, también ha sido clave para el crecimiento del mercado en las circunstancias de una pandemia que sigue presente.

 

Cada vez es más sencillo obtener un crédito hipotecario, porque la banca en México ha evolucionado y vuelto más accesible los productos.

 

 

Gran avance digital

Como la crisis sanitaria continúa, hay una serie de retos que debemos enfrentar. Primero, seguir cuidándonos, por lo que el tema de la cercanía con los clientes ha tenido que ser diferente; hemos tenido que cambiar para combinar la parte física con la digital, obligándonos a ser más creativos y eficientes en cuanto a la comunicación.

Hoy, con un clic estás trabajando con los clientes, con los socios, los desarrolladores y el personal interno. También hemos tenido que reinventarnos en los procesos físicos, con la entrega de documentos y cargar expediente, adaptándonos a que nuestros procesos sean a través de acceso digital y la revisión remota en línea.

Llevamos más de un año que iniciamos un proceso de estandarización a través de una plataforma tecnológica, de tal manera que ha venido creciendo, mejorando y acelerando el acceso y la funcionalidad.

Gracias a esto, los socios comerciales pueden, mediante canales digitales, precalificar a sus clientes, tener una respuesta en línea, un análisis que no dependa necesariamente de ir a un centro hipotecario físicamente y llevar el expediente.

Esta parte nos ha funcionando bastante bien, es un proceso y tomamos el camino de la mejora permanente, abrirlo directamente al cliente final también y a más socios comerciales.

Puedo decir que el tema de aceleramiento tecnológico ha sido clave en el repunte que observamos en la colocación hipotecaria nueva a lo largo del segundo semestre del año pasado y en lo que va de 2021; también la manera de comunicarnos, de capacitar a nuestra gente y de hacer campañas de acceso a la información tuvo que cambiar.

Quiero insistir en lo importante que ha sido reinventarnos una y otra vez: Mucho cambio positivo, la mayoría orientado hacia el tema digital, al tema de eficiencia en procesos y resultados.

 

 

Dinero suficiente

Quiero destacar que en la banca hay dinero disponible y suficiente para satisfacer la demanda de créditos hipotecarios, incluso considero que hay más dinero del que se necesita para cubrir las necesidades del mercado.

Si por alguna razón hay quién estaba dudando sobre animarse a solicitar un crédito hipotecario, no debe existir esa duda: Es el mejor momento, porque tenemos los canales adecuados, la actitud, productos muy atractivos y el enfoque puesto en ayudar a todas las familias mexicanas que estén buscando incrementar su patrimonio a través de la compra de una propiedad.

 


Texto:Roberto Gándara - Director ejecutivo hipotecario de Banorte

Foto: Real Estate Market & Lifestyle