El crédito hipotecario ha sido fundamental para que las familias tengan acceso a un patrimonio, como casa o departamento; a nivel nacional hay una elevada demanda en las entidades que generan más empleo.

Como parte de las nuevas políticas públicas se están instrumentando una serie de medidas que permitirán impulsar el desarrollo del sistema financiero en México. 

La nueva política de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) ofrece continuidad a los financiamientos, manteniéndose vigilante de los procesos económicos contracíclicos.

Los trabajadores del Estado tendrán un aliado fortalecido que buscará incrementar la oferta del número de hipotecas disponibles, brindar un entorno de certidumbre financiera y ofrecer beneficios para la descentralización del Gobierno Federal.

 A pesar de la incertidumbre de 2018, el crédito hipotecario bancario alcanzó máximos históricos; para 2019 se prevé que mantendrá la ruta del crecimiento en su colocación.