|  

Así lo acordaron en la 67 reunión de la comisión regional de la OMT, que se realizó en Punta del Este, Uruguay.

3 No me gusta0

 

Paraguay y Ecuador son los primeros países de América en adherirse al Código Internacional para la Protección de los Turistas, de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que fue aprobado en el 2021 en España.

La Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) paraguaya buscará canalizar el mecanismo y promover su aplicación en otros países, mientras que Ecuador incluyó el instrumento en la Ley Orgánica de Turismo que está desarrollando.

El código busca abordar la cooperación en los marcos jurídicos para la protección de turistas en situaciones de emergencia y su protección como consumidores, buscando normas mínimas internacionales.

 

El Código Internacional para la Protección de los Turistas fue aprobado en diciembre de 2021 Madrid, y son cuatro los países que se han adherido a él, además, 103 naciones participaron en la redacción de las normas.

 

En este sentido, Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, destacó que el código es una nueva protección para los viajeros en un momento en que “están un poco perdidos entre las restricciones” a raíz de la pandemia.

“Da oportunidad al turista de estar más tranquilo, más relajado, porque la mentalidad del turista ha cambiado mucho; tenemos mucho miedo porque no sabemos cuándo vamos a volver y cómo”.

Referente a la facilidad de implementar el código en Latinoamérica, el secretario afirmó que “nada es fácil”, y destacó la importancia de que más de diez ministros de la región se reunieron para acordar su implementación este viernes.

 

 

Cabe recordar que la crisis del covid dejó al descubierto la ausencia de un marco jurídico internacional para ayudar a los turistas en situaciones de emergencia, además de la ausencia de uniformidad respecto a sus derechos.

Por lo que Sofía Montiel, ministra de Turismo de Paraguay, indicó que el código está pensado para resolver situaciones de vulnerabilidad de los turistas ante cualquier situación excepcional que puede darse en los destinos turísticos.

La adherencia de Paraguay se adscribe a la Ley 2.828/05 del Turismo, señaló la ministra; además, abogó por una cooperación a nivel regional y flexibilizaciones para el turismo.

 

/Con información de EFE y Agencia de Información Paraguaya/