Asur, Gap y OMA presentaron una variación marginal de -0.1% año contra año en el tráfico en México, contra el -51.3% mostrado en febrero.

1 No me gusta0

Dos de principales grupos aeroportuarios del país, Gap y OMA, mantienen los bajos niveles de tráfico de pasajeros, tanto en las operaciones internacionales como en las de México, con lo que se muestra aún el efecto del Covid-19 en el turismo y en la economía al tercer mes del 2021. Asur reflejó mejoras.

El Grupo  Aeroportuario  del Sureste (Asur) anunció que el incrementó 11.3% el tráfico de pasajeros en marzo, en comparación con el mismo mes del 2020, al movilizar 3,513,073 personas contra las 3,155,480 movilizadas el año pasado.

Además, tuvo incrementos en el tráfico del 0.2% en México, de 42.9% en Puerto  Rico y de 22.0% en  Colombia, lo que refleja una recuperación; misma que se vio afectada por graves caídas en los viajes de negocios  y  de  placer  derivadas  de  la  pandemia  en estos dos países.

“No  obstante,  la pandemia  continúa  afectando  los  viajes  en  general,  con  el  tráfico  en  México relativamente sin cambios año contra año. El tráfico en marzo de 2021 también se benefició de cuatro días de Semana Santa”.

En México, el tráfico doméstico aumentó un 17.8%, con 1,114,820 pasajeros transportados, contra los 946,322 movilizados en marzo del 2020. La sede de Cancún tuvo a mayor movilización de pasajeros, pasó de 1,502,258 a 1,570,2654.5, con un aumento de 4.5%; la sede de Oaxaca fue la más afectada.

El Grupo Aeroportuario del Pacífico (Gap) presentó un decremento del 4.6% en el tráfico total de pasajeros, ya que en marzo del 2020 movilizó a 2,994.0  pasajeros y en el mes pasado a 2,857.1. El tráfico doméstico subió 10.6%, con 1,875.1 pasajeros trasladados; el tráfico internacional bajó un 24.3%, con 982.0 pasajeros.

En  marzo,  los  12 aeropuertos  mexicanos  de Gap registraron  un incremento en el tráfico de pasajeros de 1.2%, comparado con el marzo del 2020,  los  pasajeros  nacionales  presentaron  un  incremento  de 10.6%, mientras que los pasajeros internacionales disminuyeron 15.3 por ciento.

“En lo relativo a las operaciones domésticas de nuestros 12 aeropuertos mexicanos, las aerolíneas siguen incrementando paulatinamente sus operaciones. Sin embargo, el tráfico internacional se vio disminuido, aunque en menor medida respecto al mes de febrero, debido a los nuevos requerimientos para entrar a Estados Unidos y a la suspensión de vuelos provenientes de México y el Caribe por parte del gobierno de Canadá”.

Por su parte, el Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) informó que el número de pasajeros totales transportados disminuyó un 3.0% respecto a marzo del 2020, al pasar de 1,270,799 personas movilizadas en el tercer mes de este año a 232,067 en marzo del año pasado.

Refirió que el tráfico de pasajeros nacionales decreció un 2.3% y el de pasajeros internacionales disminuyó un 8.5%. Asimismo, que el número de pasajeros totales disminuyó un 34.6% respecto al mismo periodo de 2019; el tráfico nacional decreció un 32.9% y el de pasajeros internacionales disminuyó un 45.4 por ciento.

La empresa refirió a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que en marzo pasado, del  volumen  total  de  pasajeros  del  mes,  el 98.7%  provino de  la  aviación  comercial  y  el 1.3%  de la  aviación general.

De acuerdo con un análisis de Banorte, el tráfico total de pasajeros de Asur, Gap y Oma durante marzo, presentó una variación marginal de -0.1%  año contra año en los a aeropuertos  operados  en México, contra el -51.3% mostrado en febrero de este mismo 2020.

“Sobresalió el desempeño de los pasajeros con más peso en el tráfico total que son los  nacionales  (68.3%  del  total  de  pasajeros  agregados),  presentando  un crecimiento de 8.6% a/a, mientras  que  los  internacionales continuaron con debilidad con una caída de 14.7%, afectados por las restricciones a viajeros por parte de Estados Unidos y Canadá”.

Añadieron que “desde nuestro punto de vista, de vital importancia será conocer alguna actualización de perspectivas en relación con las dinámicas de la demanda, que precisamente las empresas pudieran comunicar en los resultados  trimestrales próximos a publicarse”.