De acuerdo con el fallo, la cadena RIU se había comprometido, a través de un convenio escrito con el Fonatur, a financiar el costo de la ampliación de tratamiento de aguas residuales.

3 No me gusta0

Tras varios meses de juicio, el Juzgado Quinto de Distrito solicitó la suspensión definitiva de la construcción del Hotel RIU Riviera Cancún, bajo el argumento de que el Fondo Nacional de Fomento a Turismo (Fonatur) no cuenta con los recursos necesarios para tratar las aguas residuales de la edificación.

De acuerdo con el fallo, la cadena RIU se había comprometido, a través de un convenio escrito con el Fonatur, a financiar el costo −de aproximadamente 60 millones de pesos− de la ampliación de tratamiento de aguas residuales; convenio que, de acuerdo con el Juez Quinto de Distrito con sede en Cancún, se celebró desde el 9 de octubre de 2015 y se ha incumplido, “así como sus diversas prórrogas autorizadas mediante oficios” en septiembre y noviembre de 2016.

Por lo tanto, al no cumplir con la infraestructura para dicha planta de tratamiento, el Hotel RIU Riviera Cancún no contaría con las medidas de prevención referidas en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) autorizadas desde hace cinco años por la Semarnat (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales).

Cabe destacar que, de acuerdo con el resolutivo judicial, Fonatur no tiene la obligación jurídica de tratar las aguas residuales al considerar que como administrador del Centro Integralmente Planeado de Cancún, llegó a su límite de capacidad, imposibilitándole llevar a cabo la ampliación que el complejo hotelero pretende al no contar ya con recursos propios.

/Con información de El Economista./