Ante la falta de estrategias y organismos que ayuden a la promoción turística del país que acompañe la desaparición del CPTM, Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió no atentar en contra del sector y demandó que recursos para promoción no sean ahora únicamente para la construcción del Tren Maya.

Ante la falta de estrategias y organismos que ayuden a la promoción turística del país que acompañe la desaparición del CPTM, Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió no atentar en contra del sector y demandó que recursos para promoción no sean ahora únicamente para la construcción del Tren Maya.

Expresó que las decisiones tomadas por el gobierno federal en estos dos meses de gestión –respecto al ámbito turístico y la cancelación del nuevo aeropuerto internacional–, están deteriorando la imagen y el potencial de crecimiento del país como destino turístico.

A través de su mensaje semanal, De Hoyos destacó que el turismo en México es una industria que genera casi uno de cada 10 empleos formales, aportando una derrama por 21,000 millones de dólares por año.

“En Coparmex rechazamos el debilitamiento o eliminación de los organismos clave para el desarrollo del sector turístico. Si se encontraron excesos que se corrijan. Si existió corrupción que se persiga y sancione. Pero que no se atente contra una industria de gran aportación y mayor potencial para México”, demandó el empresario.

Además, acusó al Fonatur (Fondo Nacional de Fomento al Turismo) ante la responsabilidad de planeación y desarrollo de proyectos turísticos integrales y sustentables. Según los lineamientos a seguir, se pretende que el Fonatur concentre su labor en el desarrollo del Tren Maya, “abandonando su vocación como institución de planeación y desarrollo de infraestructura turística y urbana, pasando a ser solo el coordinador de un proyecto ferroviario”, puntualizó.