Tras la toma de posesión del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la que fuera Residencia Oficial Presidencial “Los Pinos” desde Lázaro Cárdenas, se transformó en el Complejo Cultural Los Pinos, un lugar que se integrará a las 600 hectáreas del Bosque de Chapultepec y que servirá para actividades recreativas dirigidas a las necesidades del público.

Por primera vez en 83 años, los mexicanos recorren y disfrutan los esplendidos ambientes del inmueble, que fuera hasta el pasado viernes 30 de noviembre la Residencia Oficial de la Presidencia; la cual fue diseñada por el arquitecto Manuel Giraud Esteva.

La historia de la residencia de 56,000 metros cuadrados se remonta a 1935, cuando el presidente Lázaro Cárdenas decidió que el Castillo de Chapultepec era demasiado ostentoso para habitarlo durante su sexenio por lo que decidió mudarse al rancho “Los Pinos”.

Esto fue el principio para que los siguientes 14 gobernantes empatizaran con la idea de habitar y posteriormente, construir recintos mucho más grandes que sirvieran adecuadamente para las actividades de los funcionarios.

El Complejo Cultural estará abierto a todo el público de las 10 de la mañana a las 18 horas de la tarde, de martes a domingo. En los dos primeros días abierto al público se estimó que entre 50,000 y 60,000 personas lo visitaron.