De acuerdo a cifras de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el comercio electrónico en México crecerá a un ritmo de 35% durante de 2018 a 2023, a pesar que el mercado retail todavía se encuentra inmaduro por factores como la inclusión financiera y la desconfianza por parte de los consumidores al adquirir productos mediante este canal.

Pierre Claude-Blaise, director general de la Asociación que agrupa a empresas como Linio, Estafeta y Liverpool, aseguró que otro de los retos que debe resolver la industria del e-commerce es la entrega de los pedidos que se realizan en diversas plataformas como Mercado Libre o Amazon.

Blaise comentó que el país tiene la capacidad de atender la logística de entrega, pues se cumple con la promesa de plazo, además que cada vez un mayor número de pequeñas empresas se suman al sistema de envíos a todo el país.

No tenemos las coyunturas como las de China o India, donde cada año la red de entrega se satura al menos un par de días por eventos de rebajas, tipo Hot Sale, dijo.

Según previsiones de la Asociación, con la entrada de pequeños competidores logísticos, las grandes empresas como UPS, DHL y Estafeta deberán actualizar sus mecánicas de envío, además de mejorar la cobertura por la red carretera y aérea del país, que actualmente supera el 95%, según una nota de El Financiero.