La Confederación Patronal de la República Mexicana señaló que las propuestas de reformas al Código Civil encarecerían los precios de los arrendamientos.

4 No me gusta1

Las propuestas de reformas al Código Civil en materia de arrendamiento en la Ciudad de México (CDMX), presentadas por la bancada de MORENA al Congreso capitalino, frenarían la competitividad de la capital y encarecerían los precios de los arrendamientos, derivado en una poca oferta de inmuebles para arrendar, advirtió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Añadió que está a favor de coadyuvar con el gobierno local a encontrar mecanismos extraordinarios para auxiliar a los habitantes de la capital durante la contingencia sanitaria derivada del COVid-19, “pero estas medidas no deben vulnerar la certeza jurídica, ni poner en riesgo las propiedades de particulares”. En este sentido, el organismo llamó al Congreso a llevar una discusión más amplia sobre las propuestas de reformas al Código Civil en materia de arrendamiento, pues ponen en peligro el Derecho a la Propiedad en la capital.

“Los empresarios de la CDMX estamos convencidos de que el Estado es el responsable de garantizar el Derecho Humano a la Vivienda de los capitalinos, a través de la creación de instrumentos y mecanismos en la Ley; pero no puede trasladar esa responsabilidad para que sean los particulares dueños de inmuebles quienes garanticen este derecho fundamental”, señaló el organismo en un comunicado.

Asimismo, refirió que los empresarios de la capital han señalado el impacto económico que ha provocado en todo el mundo el COVID-19, que ha creado inestabilidad de los ingresos a las familias, pero sobre todo a las Pequeñas y medianas empresas. Sumado a esta situación, las medidas propuestas por el partido político también vulneran garantías constitucionales, como el derecho a la seguridad jurídica de los arrendadores e implican una desaceleración del sector inmobiliario, "ya de por sí golpeado por la pandemia mundial".

Además, la Coparmex calificó de ilegal la consulta ciudadana propuesta por el Congreso respecto a la ley, “pues de ninguna manera se pueden poner a consulta derechos garantizados por la Constitución a todos los mexicanos”, finalizó