|  

El avance en la nueva torre de control del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez es de 80% y de 55% en la nueva pista.

1 No me gusta0

El proyecto de ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, en Lima, registra avances notorios; en la nueva torre de control son de 80% y de 55% en la nueva pista del aeropuerto. 

El proyecto tiene una inversión total aproximada de más de 1,600 millones de dólares (mdd), que ya comenzó a ejecutarse y culminará en el 2025 con la entrega de toda la infraestructura. 

La torre es un edificio de 12 pisos y la cabina contará con diez posiciones para el control del tráfico aéreo, de acuerdo con datos del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de Perú. 

Para la operación de la nueva torre y la segunda pista de aterrizaje del aeropuerto se utilizarán diferentes sistemas aeronáuticos de comunicaciones, navegación, vigilancia y gestión de tránsito aéreo. 

En su oportunidad, Lima Airport Partners (LAP) mencionó que el contrato para la ampliación y modernización de la sede data del 2001 cuando tomó la concesión. 

En ese momento había un compromiso determinado de efectuar una inversión de 110 millones de dólares en los primeros cinco años de concesión. 

No obstante, la construcción de la segunda pista de aterrizaje demoró más de diez años debido a un retraso en la entrega de los terrenos por parte de las autoridades peruanas. 

Por lo que en el 2019 LAP realizó las labores de remediación ambiental y movimiento de tierras. Y en plena pandemia, en el 2020, recibió un préstamo de 450 mdd para avanzar con la pista y la torre de control.  

Esperan que las obras civiles estén listas hacia finales del 2022, ya que la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac) implementará los sistemas de torre para que inicie operación. 

“Actualmente, tenemos unos 3,500 trabajadores en el campo trabajando permanentemente, avanzando con el proyecto. El proyecto no ha parado, a pesar de la difícil coyuntura que está viviendo el sector”, indicó.

El proyecto cuenta con el respaldo de Fraport AG, el accionista principal, Corporación Financiera Internacional (IFC), el brazo del Banco Mundial (BM).

/Con información de La República y Caretas/