Maglev tiene capacidad para alcanzar 600 km/h, 373 millas por hora o casi la mitad de la velocidad del sonido.

19 No me gusta0

China sigue dando de qué hablar en materia de infraestructura; recientemente dio a conocer al tren Maglev, en Qingdao, China. Conocido como el tren más rápido de mundo, tiene una capacidad para alcanzar 600 kilómetros por hora (km/h), 373 millas por hora o casi la mitad de la velocidad del sonido.

Desarrollado por la empresa estatal CRRC Corporation Limited (China Railway Rolling Stock Corporation), este transporte de 21 metros de largo emite bajos niveles de contaminación acústica y requiere menos mantenimiento que otros trenes de alta velocidad.

Para garantizar la fluidez de las telecomunicaciones durante el trayecto de alta velocidad, el 5G se reserva para el sistema Wi-Fi, y los pasajeros podrán cargar sus teléfonos móviles de forma inalámbrica. Maglev tendrá hasta diez vagones, cada uno con capacidad para más de 100 pasajeros.

Maglev es una abreviatura de ‘levitación magnética’, pues el tren parece estar ‘flotando’ gracias a una fuerza electromagnética que lo envía deslizándose sobre las vías. Cabe mencionar que el tren de alta velocidad promedio en China puede correr a unos 350 km/h, mientras que los aviones vuelan a 800-900 km/h.

Cabe mencionar que un prototipo del nuevo tren fue revelado a los medios de comunicación en 2019. El mismo año, China anunció planes ambiciosos para crear ‘círculos de transporte de tres horas’ entre sus principales áreas metropolitanas.

El tren pretende llenar el vacío entre los actuales trenes de alta velocidad normales que pueden alcanzar unos 350 km/h y los aviones que pueden transportar pasajeros a 800-900 km/h. A 600 km/h, el nuevo tren de tardaría 2.5 horas en ir de Beijing a Shanghái, una distancia de más de 1000 km o 620 millas.

En comparación, un avión de pasajeros lo hace en tres horas y un tren de alta velocidad en 4.5-6 horas, mientras que el tren nocturno tarda más de 15 horas. No obstante, la falta de redes completas de vías de levitación magnética impide que este tren esté listo para recibir a los viajeros.

El país tiene una línea de levitación magnética en uso comercial, que conecta el aeropuerto Pudong de Shanghái con la estación Longyang Road en la ciudad. El viaje de 30 km dura aproximadamente siete minutos y medio, y el tren alcanza velocidades de 430 km/h, pero se construyen varias redes de levitación magnética.

 ¿Cómo levita un tren Maglev?

Utiliza el principio de atracción y repulsión creado entre dos campos magnéticos. Para ello, el tren y las vías están equipados con potentes electroimanes, por lo que la repulsión permite que el tren se eleve unos centímetros por encima de las vías. La atracción hace que el tren no salga despedido y se deslice suavemente.

 

 

 

 

/Agencias/