El objetivo es que a final de este año la infraestructura tenga un avance del 30%  para que inicie operaciones en el 2024.

1 No me gusta1

Las obras del Tren Maya sufrieron un retraso de tres meses, debido a la crisis sanitaria ocasionada por COVID-19, los huracanes y las tormentas tropicales en Yucatán, así como en Quintana Roo, informó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

No obstante, el organismo afirmó que ya trabaja para recuperar el tiempo perdido, al implementar turnos dobles y hasta triples, en los diferentes frentes de la ruta del tren. Al final del año, el objetivo es tener un avance de obra del 30% par que el tren avance conforme al plan original e inicie operaciones en el 2024.

Rogelio Jiménez Pons, director general de Fonatur, dijo a El Financiero que las licitaciones del tramo 5, uno de los más codiciados porque conecta a Cancún con Tulum, en Quintana Roo, serán definidas a finales de este mes, para el lado sur; y a principios de febrero para el lado norte.

Aún con el retraso ya mencionado, el organismo refirió avances generales en el tramo 1, 2, 3 y 4. En el tramo 1 avanza la adquisición de derechos de vía y continúa la dictaminación arqueológica por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En el tramo 2, trabaja en la elaboración de subrasante y progresa en el desmontaje de la antigua vía. En el tramo 3 prosigue el acompañamiento del INAH en la ruta del tren para el salvamento de monumentos arqueológicos.

Y en el tramo 4 inicia la demolición de la carpeta asfáltica y progresan las obras de drenaje transversal y pasos vehiculares, señaló el Fonatur mediante un video proyectado en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.