El secretario de Comunicaciones y Transportes señala que buscará 'economizar' en el gasto de materiales.

 Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes,  aseguró que el sobrante de material como acero, tezontle y basalto, del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM); ahora cancelado, podría ser utilizado para la Base Naval de Santa Lucía y el Tren Maya.

"Tenemos acero para las estructuras (...) el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México las va a vender y tenemos entre los clientes el aeropuerto de Santa Lucía, que puede compararlas", o incluso el Aeropuerto de la Ciudad de México, el cual se va a remodelar, dijo.

En cuanto al hangar presidencial ubicado en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Jiménez Espriú declaró que para la remodelación de la terminal capitalina lo van a desarmar, quitar y rearmar en otra parte, “tal vez para uso de la Defensa Nacional”.