Las firmas calificadoras no presentaron cambios este lunes respecto a los bonos emitidos para financiar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), luego de que el gobierno federal anunciara un programa parcial de recompra.

Por una parte, Standard and Poor´s (S&P) mantuvo la calificación de los valores en “BBB+” que se refiere a una adecuada capacidad de pago, pero sujeto a cambios económicos adversos, en revisión especial con implicaciones negativas.

A través de un comunicado indicó que “las acciones del gobierno federal son parte integral de su estrategia para discontinuar el proyecto”, razón por la cual la revisión especial refleja una posibilidad de 50% de que baje la calificación si se percibe que la fortaleza crediticia de la transacción es más débil que antes, en los próximos 90 días.

Afirmó que en caso de que la estrategia tenga éxito, entonces el apalancamiento disminuirá y los riesgos de aceleración desaparecerán, provocando una mejora en los indicadores crediticios, principalmente en el índice de cobertura de la deuda.

Sin embargo, S&P apuntó que aún percibe riesgos de cancelar el proyecto que podrían tener consecuencias imprevistas sobre la calidad crediticias del fideicomiso.

Por otra parte, la agencia Moody´s informó que mantiene su revisión a la baja de la calificación “Baa3” (capacidad aceptable de reembolsar las obligaciones a corto plazo) de los bonos del NAIM, esto después de que se anunció una oferta pública de adquisición por hasta 1,800 millones de dólares en instrumentos de circulación del Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México.

En este sentido, la agencia de calificación de riesgo, señaló que si se tiene éxito, la compra parcial de los bonos traerá consigo una baja en el apalancamiento que puede fortaleces las perspectivas financieras del fideicomiso en relación con las actuales”.

Sin embargo, aunque la reducción de deuda derivada de la finalización de oferta de compra puede llegar a mejorar las perspectivas crediticias en el corto plazo, Moody´s no ve un potencial de crecimiento en la operación paralela de la base de Santa Lucía y el actual aeropuerto.

Con información de milenio.com y el soldelcentro.com.mx