Un solo proyecto integral para la reconfiguración de una refinería en México, como los que plantea el equipo del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, costaría hasta 6,000 millones de pesos y un mínimo de dos años para concretarse con una licitación internacional, explica Daniel Aranda, socio especializado en energía del despacho Foley Gardere Arena.

186 No me gusta14

Al referirse a las promesas de campaña iniciales de López Obrador, en las que incluso se habló de construir seis refinerías, Aranda indica que la reconfiguración tiene mayor sentido, siempre y cuando sea para mantenerlas en los estándares de mercado, dado el costo económico menor que representan frente a la construcción de una nueva.

“Existen seis refinerías en México. Son activos que habría que reconfigurar. De otro modo se volverán activos inutilizados en los que la iniciativa privada no estaría dispuesta a invertir, y el gasto de millones de dólares que se ha hecho en años pasados para reconfigurar algunas como Minatitlán, representarían pérdidas fuertes”, destacó.

Una vez adjudicado el proyecto integral de reconfiguración, éste constaría de tres etapas: reingeniería y diseño, construcción y supervisión, los cuales podrían concretarse en dos años más. De acuerdo con las prácticas internacionales, se ha requerido de un mínimo de tres contratistas en el mismo proyecto.

Aranda sugiere al próximo Gobierno Federal asesorarse sobre cuál es la refinería que requiere menor inversión para un retorno más inmediato, dado que hay recursos limitados y que se ha propuesto un plazo de tres años para producir gasolinas en México.