A cuatro meses de que finalice 2021, la expectativa del efecto rebote de la economía mexicana se ha estabilizado.

4 No me gusta1

La perspectiva de crecimiento para la economía mexicana en 2021 se tonda en torno al 6% y ligeramente por encima de ese margen, tanto entre analistas del sector privado como en el Banco de México (Banxico).

Por una parte, el banco central, a través de su informe trimestral de inflación ajustó el punto medio de su pronóstico para el Producto Interno Bruto (PIB) de este año está en de 6.0 a 6.2% y mantuvo en 3.0% su expectativa para 2022.

En el caso de la “Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Agosto de 2021”, que publica este arranque de mes Banxico, el consenso de analistas considera que la economía del país crecerá 5.99% (mediana), por abajo del 6.06% que se pronosticó de un mes anterior. Para 2021 esperan un crecimiento de 2.81 por ciento.

Para el tercer trimestre, en particular, los analistas proyectan un crecimiento anual de 6.47% y de 3.78% para el trimestre final del 2020.

La gobernanza (50%) y las condiciones económicas internas (27%) son los principales motivos de preocupación entre el consenso de analistas, en el sentido de que podría obstaculizar el crecimiento económico. “A nivel particular, los principales factores son: la incertidumbre política interna (15% de las respuestas); los problemas de inseguridad pública (15% de las respuestas); la debilidad en el mercado interno (10% de las respuestas); la incertidumbre sobre la situación económica interna (10% de las respuestas); y otros problemas de falta de estado de derecho (10% de las respuestas)”.

Por lo que respecta al pronóstico de Banxio en su infrome trimestral de inflación, de acuerdo con Banorte se basa en: (1) Un mayor crecimiento al esperado en el 2T21; (2) el avance en la campaña de vacunación en un entorno de mayor movilidad y reapertura de la economía, ayudando sobre todo a los servicios. Como en el último comunicado, también esperando que la recuperación continúe durante la segunda mitad del año. En su escenario central, los niveles de actividad pre-pandemia se alcanzarían en el 1T22, un trimestre antes que en el IT anterior”.