Los analistas del sector privado no están muy optimistas sobre el desempeño económico de México para el año en curso. En la primera encuesta del año que elabora el Banco de México (Banxico) entre analistas del sector privado, consideran que el Producto Interno Bruto (PIB) del país crecerá 1.8%, nueve puntos básicos por abajo del pronóstico de mitad de diciembre pasado.

Este desempeño sería ligeramente por abajo del crecimiento que se observó en 2018, que de acuerdo con el reporte preliminar que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), fue de 2 por ciento.

Los especialistas encuestados por Banxico consideran que los principales factores que podría obstaculizar el crecimiento están asociados con la gobernanza (48%), las condiciones externas (19%) y las condiciones económicas internas (17%).

A nivel particular, los principales factores son, en orden de importancia: la incertidumbre política interna (16% de las respuestas); la falta de estado de derecho (13% de las respuestas); los problemas de inseguridad pública (11% de las respuestas); la debilidad del mercado externo y la economía mundial (9% de las respuestas); y la incertidumbre sobre la situación económica interna (9% de las respuestas).